Pintura – Manual de apreciación del arte

Manual de apreciación del arte

 

Por: Jaime Moreno

Pinturas: Martín Díaz

¿Te ha pasado alguna vez que, estando frente a un libro, televisor u otro medio visual, aparece frente a tus ojos una obra de arte (pintura, para ser exactos) y no entendés ni un pelo? O peor aún, ¿has estado en una galería, iglesia o cualquier otro espacio arquitectónico y se te presenta de frente un cuadro y seguís sin entender el mismo pelo? Bueno, eso es normal. El arte en este país tiene tan poca importancia que su enseñanza y comprensión no son un tema que preocupe a las autoridades. Por suerte para vos, aquí en Luna Park nos preocupamos por ese tipo de rarezas. Así que, para que la próxima vez que se te aparezcan esas figuras geométricas incomprensibles y llenas de colores estrambóticos podás decir hoy sí, hoy entiendo qué pasó aquí, acá te van algunas claves.

¿Sabés qué es arte? Alguna idea vaga has de tener. Sin embargo, siempre es bueno definir el punto para poder entrar mejor en materia. Una obra de arte es una imagen bella con sentido. Dado, claro, por la armonía del conjunto, la unidad de la forma y el buen manejo de la idea. Para que una obra pueda considerarse arte, debe tener, al menos, dos elementos vitales: un mensaje de fácil comprensión y una imagen que refleje y transmita ese mensaje.

Ahora bien, ¿cómo se lee una obra de arte? Existen muchas maneras de leer un texto; sin embargo, por ahora lo haremos de una forma básica. Los tres primeros aspectos que se deben tener en cuenta en el momento de interpretar una obra son: composición, color y temática. Además, claro, se observa la forma en que interactúan cada uno de estos elementos y cómo se funden en un todo armonioso. Para ejemplificar un poco estos tres niveles de lectura tomaremos como referencia la obra del quetzalteco Martín Díaz, quien me ha parecido un artista interesante en técnica y concepto.

2-pintura-2.jpg

La composición en la pintura corresponde al planteamiento visual de la obra. Es decir, ¿cómo queremos que el ojo inspeccione el lienzo, de qué manera queremos que las figuras aparezcan y qué grado de importancia tendrá cada una? Básicamente, al hablar de composición hablamos de figuras geométricas y líneas que sirven de guía para el espectador. Quien, quizá, trabajaba de mejor manera este aspecto era Leonardo, el genio renacentista. Ahora bien, en la obra de Díaz, podemos apreciar que la composición se da a través de figuras triangulares y cuadradas con las que enfoca la atención hacia el centro de la obra. Además, cabe notar que la mayoría de líneas no son rectas, lo que implica una unidad dentro del texto.

El color, por su parte, tiene mucho que decir dentro de una obra. Muchas veces, la temática se ve reforzada, reafirmada o validada por la paleta cromática que el artista utilice dentro de la obra. Por ejemplo, una obra que trate el tema de la violencia deberá llevar colores fuertes, cálidos, por eso los colores serán rojos o anaranjados. Cuando se habla de nostalgia y sentimiento se tiende, por el contrario, a las tonalidades frías, como el blanco o el azul. Claro, siempre existen las excepciones, y cada artista puede jugar con las significaciones del color. En la obra de nuestro pintor invitado creo que el manejo del color es interesante, al presentarlo con una clara contraposición de tonalidades. Esto, a pesar de parecer abrupto a la vista, genera una sensación de que el ambiente pictórico está bien fusionado y encausado hacia la temática propuesta. Además, la utilización de la luz y la sombra es bastante buena, con ello genera efectos de profundidad y espacialidad en el texto.

2-pintura-1.jpg

Por último, claro, la temática. Muchas veces los temas en una obra no son tan obvios como para reconocerse fácilmente. En los grandes autores, por ejemplo, la temática está dada en claves y símbolos que sólo pueden ser interpretados mediante un extenso estudio del artista y su obra. Ahora bien, en la mayoría de casos, el poseedor absoluto de la verdad es el creador mismo. Por eso, en la obra de Díaz no me atrevo a hacer una lectura temática de su obra. Puedo, claro, observar ciertas claves como una marcada tendencia hacia personajes extraños, socialmente incoherentes y con un cierto dejo de exotismo muy bien enmarcado en ambientes degenerados y convulsos. Claro, como ya he dicho, el único que puede decir con exactitud qué es cada obra es el propio Martín Díaz.

Por ahora es todo. En futuras ediciones observaremos con mayor detenimiento cada obra para poder ir encontrando más y más significados, y así poder tener una mejor visión del arte. La próxima vez que estés frente a un cuadro, pensá en el básico uno, dos, tres del arte (composición, color y temática), y sacá tus propias conclusiones acerca de lo que se te ponga enfrente.

2-pintura-martin.jpg

Martín Díaz. Artista quetzalteco. Expuso, a principios de este año, en la Casa Quino Caso, Quetzaltepeque, El Salvador. Estudió en la Escuela Humberto Garavito, y fue parte del grupo Ritual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s