Pintura – Escher: arte, matemática y dibujos imposibles

Escher: arte, matemática y dibujos imposibles

 

Por Jaime Moreno

 

4-pintura-manos

Es lunes. Son las 7:00 a.m. y entre la goma de sueño y el frío que me retiene en la cama sólo quedan recuerdos. Recuerdos de lo hecho el fin de semana, de la película vista, de la chamusca, de los cuates y de todo aquello que me aleja de mi realidad estudiantil. De pronto, el guachazo: hoy tengo examen de Mate. Pero no, hoy no, hoy será diferente, distinto a lo que ha sido durante toda mi carrera de puberto en fase de educación: hoy las Matemáticas no me van a atrapar, hoy lo haré bien. Claro, dos horas después estoy con cara de tecolote asustado porque me fue muy mal. ¿Te ha pasado algo similar? Claro, a la mayoría de nosotros las Matemáticas nos han hecho la vida imposible durante muchos años. Pero la matemática no sólo es tortura china, también es una forma de deleite para todos aquellos que apreciamos el arte. ¿Matemáticas y arte? ¿Cómo? Seguí leyendo y ya lo verás.

En realidad, el arte siempre ha estado ligada a los números y sus vicisitudes. Por ejemplo, las culturas antiguas utilizaban ciertas formas matemáticas para sus representaciones humanas. Los griegos tenían por regla que el cuerpo humano debía tener el tamaño de siete cabezas; los egipcios, por su parte, creían que la medida ideal del mismo eran 12 tobillos. Otro ejemplo es Da Vinci, quien utilizó de buena manera la Geometría para darle forma a sus composiciones. ¿Ves? La matemática no sólo está para atormentarte, también es un instrumento que puede crear belleza.

 

4-pintura-Relatividad

La contemplación de lo no posible

Para esta edición de Luna Park he querido reivindicar a ese ejército de número y ecuaciones incomprendidas y detenerme en la obra de un artista por demás interesante: Escher. ¿Has escuchado de él? ¿Has visto alguna vez alguna de las obras aquí presentadas?

La creación de este artista gráfico holandés siempre se ha caracterizado por la impresión que deja en el espectador. Asombro, es la palabra. Los grabados y dibujos de Escher poseen gran calidad técnica en el manejo del detalle. Por ejemplo, en Manos dibujando, el nivel de realismo que logra el artista es tan alto que casi puede palparse la piel, la madera y el papel. Sin embargo, el holandés esconde algo más dentro de sus mundos.

Las obras de Escher están cargadas de una profunda comprensión de los conceptos geométricos y matemáticos. Por ejemplo, en Relatividad puedes ver cómo el artista trabaja la perspectiva de una manera tal que la imagen se torna caótica en cuanto a la posición de los elementos dentro del texto. A veces bajan, a veces suben. La escalera es la misma, todo depende del lado por el que lo veas.

4-pintura-simetria

En todo caso, la característica más reconocida de este autor es su capacidad de teselación. ¿Tesela qué? Para entender esta técnica habrá qué remontarse a los antiguos pueblos del Mediterráneo. ¿Recuerdas alguno de esos magníficos grabados romanos del siglo I o II después de Cristo? Bien, cada una de esas piezas pequeñas (como cuadritos) que conforman la figura se llama tesela. Ahora, ¿reconoces esa misma idea en Simetría Nº 20? También llamada embaldosado, la teselación es un estilo  de diseño que consiste en dividir el plano en varios módulos o sectores de forma idéntica. Es fácil trabajar con polígonos y otras figuras geométricas tradicionales; lo difícil viene cuando se intenta embaldosar una superficie con módulos irregulares. Esto es lo que Escher hace. Fíjate bien en la imagen que te presentamos y asómbrate  con la ilusión óptica que manejan estos peces amontonados.

Para finalizar, Manos dibujando nos esconde otro secreto. La idea de figuras en espiral representa de buena manera el concepto de infinito. En este caso, las manos que se dibujan en esa especie de frenesí sin final son una de las tantas grafías posibles que la visualización de lo sin fin tiene. Aunque acá no aparece, te recomiendo que busques otra obra de Escher, titulada Encuentro, en ella se observa mejor la intención antes planteada.

Este, entonces, es un paso más en el camino hacia una mejor comprensión del arte. Te queda de tarea observar detenidamente estas obras y ver qué más encuentras. ¿Ves? Las Matemáticas tienen muchas facetas que no conocemos, y no es necesario que sepamos resolver ecuaciones de mil variables para ser buenos en ellas. Escher, por cierto, no era matemático. ¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s