Reseñas – El perfume/Patrick Süskind

El Perfume

Patrick Süskind

Editorial Booket

 

5-resenas-perfume

 

Algunos escritores no se exponen al público, viven tras un halo de misterio en lugares de ensueño, prefieren un mundo de libros, de fragancias y de obsesiones.
Este año nos dejó la película El Perfume y el recuerdo de una de las mejores novelas del siglo XX. Después de muchos intentos por conseguir la aprobación del escritor alemán -incluso Stanley Kubrick quiso escribir el guión-, aquél aceptó que su obra fuese llevada al cine.

 

Süskind, el maestro de la obsesión

 

Süskind dibuja con gran facilidad personajes obsesionados, poseídos por una terrible desesperanza, agobiados por el mundo. Similar en muchos aspectos a Kafka, por ejemplo, en su novela corta La paloma, cuyo protagonista, luego de vivir más de 30 años solo en su habitación, se ve atormentado por la aparición de un ave que reafirma su incapacidad de expresarse ante el mundo.
En su monólogo teatral El contrabajo, Süskind describe la importancia del instrumento en la orquesta, luego de la exposición de la segunda sinfonía de Brahms. Poco a poco, la obra revela a su vida dominada por la melodía; la muerte es el cesar del sonido del contrabajo. En La historia del señor Sommer, el misterioso hombre, quien es revelado por el propio Süskind, vive atormentado por la angustia del sinsentido trascendental de la existencia. Todos los días recorre con paciencia su aldea, jamás les habla a los pobladores y siempre camina con la mirada baja.

Pero es su primera novela, El perfume (1985), la cuál lo ha inmortalizado. Jean-Baptiste Grenouille, “uno de los hombres más geniales y abominables de su época”, posee la extraordinaria facultad de captar la esencia de los objetos a través del olfato. Grenouille no tiene olor propio, lo cuál es equivalente a la soledad. Su percepción del mundo excede la de cualquier ser humano. En el París del siglo XVIII, un océano de fragancias, Jean-Baptiste se encuentra en su elemento, desea todos los aromas, quiere agotarlos, hacerlos suyos.
Un extraño accidente le muestra la tétrica sensación de la pérdida de una esencia. Cuando la vida exhala, el aroma se esfuma para siempre. Así, el pequeño perfumista dedica su existencia a la búsqueda de la fragancia perfecta. No conoce el bien y el mal, para Grenouille el mundo son millares de fragancias que danzan ante su nariz. Los asesinatos son incidentales, son las piezas necesarias que lo conducen a la Belleza.

En alguna isla paradisíaca del mediterráneo, alejado del mundo, el maestro de la paradoja y la obsesión, Patrick Süskind, espera tranquilo la muerte en su cielo fantástico repleto de aromas y fragancias exquisitas. Jamás olvidaré la inmortal escena de los hombres rindiéndole pleitesía, la figura de Dios arrodillándose ante el poder de Grenouille, una fuerza mayor que el terror o la muerte, el invencible poder del Amor humano.

 

Diego Santizo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s