Música y Cine – Pink Floyd y Orwell, la Granja de Animales

Pink Floyd y Orwell, la Granja de animales

 

Por Diego Santizo

 

“Todo lo que camine en dos piernas es un enemigo.”
George Orwell, La Granja de Animales

 

Animals, el disco de Pink Floyd

 

10-musicaycine-pink

 

Inglaterra, isla de piratas. Inglaterra, papas con aceite de oliva y ajo. Inglaterra, laberintos de abedules. Inglaterra, cielos grises y tejados viejísimos. La música de Pink Floyd es una mezcla de tiempo y espacio, guitarras eléctricas, voces lejanas que caen como un rocío incómodo, cielos rojizos y un toque de locura. El genio detrás de Pink Floyd era Syd Barrett, quien, luego del primer disco, comenzó a declinar en un progresivo enajenamiento mental con LSD, abandonando el grupo a finales de 1969 bajo los legendarios versos del Jugband Blues: And what exactly is a dream? And what exactly is a joke?

A mediados de los 70, Pink Floyd aún miraba con nostalgia el pasado barrettiano. Wish you were here fue una ceremonia para exorcizar al fantasma de Syd, el paso gradual a un nuevo sonido, a melodías mucho más oscuras; el avance de la sonoridad bucólica, el pasado acústico, alucinógeno metafísico, de tiempo lento, que tuvo como mayor símbolo The Dark Side of the Moon, a una urbana, más agresiva, tensa, acelerada sonoridad, con influencias del jazz, provocando la ruptura definitiva con el pasado folk, a la manera de The Beatles y Bob Dylan.

Esta época engendró los legendarios versos: We don’t need no education/we don’t need thoughts controls, que, sepan ustedes aquí, no venía a representar el lema de los numerosos estudiantes holgazanes –aún hay quienes lo cantan por eso–, sino la batalla ante un sistema seudo educacional que producía modelos de humanos tecnificados, meros resabios de un proyecto que no funcionó, de algo que evidentemente no salió bien. Claro que para nosotros esto es pura literatura, no hay nada más asqueroso y patético que el vulgo globalizado.

Pink Floyd guardó en el cajón al duende de Syd y preparó un disco sombrío, conceptual, con una introducción y un epílogo surrealista; Animals representa la evolución de la era de Syd y de Gilmour a la era de Waters. La portada del álbum es la imagen urbana del desarrollo, del esmog, un bosquejo grisáceo que se levanta sobre el mundo, y el mítico cerdo lleno de helio volando sobre la fábrica. Los humanos son clasificados en tres clases: perros o los empresarios despóticos; cerdos o los políticos, y ovejas o la masa que avanza ciega detrás del cerdo, además de oprimidos por los perros.

Animal Farm, el libro de Orwell

10-musicaycine-otra

 

No nos engañemos. Hoy, George Orwell es un profeta consumado. Los animales han despojado a los humanos del poder y se han apropiado de la Granja. Así, el brillante Orwell desarrolla su alegoría satírica del estalinismo.

¿Cuáles gobiernan la Granja? Los cerdos. Luego de las enseñanzas del Viejo Mayor (Marx, Lenin, nómbrenlo ustedes), los animales (revolucionarios bolcheviques) desbancan al señor Jones (cualquier monarca ruso venido a menos), el granjero, e imponen su Ley (Manifiesto Comunista) escrita:

1.    Todo lo que camine en dos piernas es un enemigo.

2.    Todo lo que camine sobre cuatro patas o tenga alas es amigo.

3.    Los animales no deben usar ropa.

4.    Ningún animal debe dormir en una cama.

5.    Ningún animal beberá alcohol.

6.    Ningún animal matará a otro animal.

7.    Todos los animales son iguales.

Al inicio, la Granja prospera bajo el mandato de los cerdos más inteligentes, Napoleón (Stalin) y Bola de Nieve (Trotsky). Luego de innumerables problemas en el poder, Napoleón instaura una política dictatorial, comandando a los perros (Policía secreta) y expulsando de la Granja a Bola de Nieve. El pueblo, que se ve representando en la certera imagen de las ovejas, acepta cabizbajo las furias de, digámoslo ya, cualquier mandatario.

Las ovejas, analfabetas y completamente exentas de opinión por los acontecimientos diarios, personifican al campesinado, que dicho sea de paso, no tiene incidencia directa en el desarrollo de la novela, sino sólo como carne de cañón. Los intelectuales, los burros, están conscientes de las manipulaciones pero no toman cartas en el asunto, limitándose a observar sin intervenir. Así, el cerdo Minimus, el poeta, llora una y otra vez por las desgracias, aunque siniestramente se aproveche de ello para escribir versos terriblemente aburridos (Vladimir Maiakovski).

Hoy, un mundo globalizado, donde Occidente se recibe con hojas de laurel como el nuevo Imperio Romano, niños muertos de hambre, bombardeos diarios, muertos por doquier, mientras que niños, manchados por el queroseno de los aviones, intentan hacer las sumas y restas del día. Hoy, las pesadillas proféticas de Orwell, como 1984 o Animal Farm, son simplemente nuestro día a día, cerdos en el poder. La realidad y la novela terminan en una hecatombe, la barbarie, asesinatos a diarios, todo bajo la mirada de un cuervo siniestro que se ríe para sus adentros.

Orwell, lúcido inglés. Bajo el cielo rojizo de una ciudad/granja podrida en la miseria, el cuervo Moses, la Iglesia Ortodoxa, habla del cielo de los animales mientras recibe dinero para tramitar viajes directos al cielo. Los Elíseos recibiendo a los cerdos héroes, metáfora intimidante. ¿Les parece familiar? ¿La Iglesia/Cuervo, los gobernantes/cerdos?

Animals quiere ser eso, la interpretación conceptual del libro de Orwell. El pánico que hace oscilar a las hojas de los árboles, el frío elemental de los bosques; las camillas de hospital en la playa, los bombarderos llenando el cielo azul. Pink Floyd, los marineros profesionales de los oscuros océanos del LSD. Pink Floyd, la mejor banda de rock de todos los tiempos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s