Cine – Holocausto caníbal: ¿atrocidad o burla?

Holocausto caníbal: ¿atrocidad o burla?

 

Por Byron Quiñónez

13-cine-1

 

Hasta hace unos días tuve oportunidad de ver una película de culto alabada por algunos y vilipendiada por otros: Holocausto Caníbal, del director italiano Ruggero Deodato. Y su reputación está más que justificada: mutilación, violación, castración, empalamiento y otras gentilezas características del género son presentadas con entusiasmo visceral.

Filmada en Venezuela en 1979, Holocausto Caníbal fue una de las últimas películas en surgir de esa oleada de películas italianas sobre caníbales, y es considerada por muchas razones como la mejor de todas. No es que sea una buena película en el más puro sentido del término, pero sí cumple a cabalidad su propósito de impactar y repeler.

La trama gira en torno a cuatro jóvenes cineastas liderados por el famoso director de documentales Alan Yates, quienes se internan en la jungla del Amazonas con el objeto de filmar a las tribus caníbales que habitan el área. Pero nunca regresan, por lo que un distinguido antropólogo de New York (el profesor Harold Monroe) viaja a Sudamérica para rescatarles o, por lo menos, recuperar el material filmado.

Cuando por fin hace contacto con la primera tribu de nativos le reciben de manera hostil y desconfiada. El profesor Monroe logra localizar las cámaras y la película de los cineastas, montadas en una especie de tótem que los nativos han armado con los cadáveres de los desaparecidos documentalistas. Regresa entonces a New York, donde los directores de un canal noticioso pretenden trasmitir el material sin haberlo visto siquiera. El profesor se rehúsa y les convence de verlo antes de proyectarlo a la masa televidente.

13-cine-2

Paradójicamente, el material filmado pone en evidencia la mala calaña de Yates y compañía, quienes con tal de filmar escenas de impacto y echarle pimienta al asunto no dudan en cometer toda clase de atrocidades contra los supuestos salvajes. Una de sus primeras acciones es llegar a un poblado, encerrar a los nativos en una gran choza y prenderles fuego, todo en nombre de mejores tomas. “Esto nos hará ganar un Oscar y nos hará millonarios”, afirma Yates con entusiasmo y antorcha en mano.

Luego, con la intención de provocar una guerra entre dos tribus caníbales (“La gente del pantano” y “La gente de los árboles”) los cineastas vuelven a internarse en la selva y pronto se turnan para violar (y filmar) a una joven nativa.

Finalmente los caníbales deciden castigar su perfidia. Los cazan y destazan uno a uno mientras, en un acto de supremo cinismo y falta de lealtad hacia sus compañeros, Yates filma la carnicería ocultándose entre unos arbustos. Finalmente lo atrapan y la cámara caída registra su cruento final.

Veinte años antes de El Proyecto de la Bruja de Blair.

Y es aquí donde surge la interrogante: ¿Qué tan éticos son los medios de comunicación? ¿Qué tan ciertas son las cosas que vemos en los tele noticieros, documentales y reportajes? ¿Habría que penalizar el sensacionalismo en los medios de nota roja?

Porque en medio de toda la sangre, bestialidad y vilezas, Holocausto Caníbal lleva irónicamente un mensaje moral y critica esa trivialización de la muerte que han propiciado los medios de comunicación masiva, y ese doble discurso que censura (e incluso prohíbe) una película debido a su violencia ficticia (como le ocurrió al mismísimo Deodato con Holocausto Caníbal) y observa impasible cómo los televisores llevan, a millones de hogares, imágenes de muerte real en toda su gloria. Entonces, ¿quiénes somos los salvajes?

Enlace:

Visiten la página del escritor Byron Quiñonez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s