Cine – La perfección de la oscuridad: The dark knight

La perfección de la oscuridad: The Dark Knight

Por Christopher Berganza

 

14-cine-joker

 

Finalizaban los años noventa cuando encontré cierto sentido de pertenencia con los cómics de Stan Lee, y de pronto, a principios de esa década, inició el “boom” de cine basado en cómics gringos. Creí que era afortunado al haber nacido con esta generación, pero poco a poco me fui decepcionando: película tras película, todas aniquilaban las historias con las que me había identificado, hasta que llegó Christopher Nolan.

Batman nunca me interesó. Sus adaptaciones al cine y la TV me parecían ridículas y sin ningún contenido, sin embargo, al digerir “Batman Begins” de Nolan -por mucho la mejor película de cómics que había visto entonces- quedé impactado por este nuevo director y esperé con ansias la secuela, en efecto, “The Dark Knight”.

Lo primero destacable de esta película, sin duda, es el Joker. Pensé siempre que el punk perfecto no existía -ni Syd Vicious ni Dee Dee Ramone ni tampoco Iggy Pop-, ese tipo al que no le importa nada: ni siquiera el dinero o su vida, sólo le importa su individualidad y su ego; y tenía razón, sólo existe en la retorcida adaptación de Christopher Nolan y en la sublime caracterización de Heath Ledger. El Joker, un ser con el que más de alguno de nosotros hemos soñado personificar por las noches, un villano oscuro, caótico y en cierto sentido audaz, que a diferencia de otros villanos de películas gringas, le va a poner muy difícil el trabajo al protagonista/superhéroe. El Joker es un asesino sádico que no anda con rodeos para matar (de hecho hay muchas muertes en la película), y al mismo tiempo, un sicópata masoquista que disfruta de su propia muerte o sufrimiento; además de lograr ejemplificar a un gran filósofo de la anarquía. Para mí, las escenas en donde el Joker debate verbalmente con Batman y Harvey-TwoFace son las mejores, en ellas recordé las grandes preguntas existenciales y anárquicas por las que no puedo conciliar el sueño durante las noches. Para los fans de Batman esta precisa relación simbiótica entre Batman y el Joker, entre diálogos y circunstancias, evidencia la constante condición de némesis, tan necesaria, que se otorga a la personalidad de ambos personajes.

El Joker, no obstante, funciona tan sólo como un comodín en la historia. El verdadero arco dramático se desenvuelve a través del triunvirato que conforman Batman, Harvey Dent y Jim Gordon, una historia digna de comparar con las mejores novelas y films de mafias, policías y abogados. El drama es complejo y lleno de sorpresas, prácticamente son estos tres personajes contra toda una red de corrupción y mafia en todos los niveles del estado, en un vaivén de escenarios y situaciones angustiosas e inesperadas, en donde no sabes quiénes son confiables o quién es el siguiente en morir. El guión es muy bueno y bastante coherente, no deja de lado ni se saca de la manga nada, en ningún momento aburre (no como en Spiderman 3 en donde te daban ganas de torturar hasta la muerte al guionista). “The Dark Knight” te introduce en las investigaciones y operativos del triunvirato, incluso piensas que van a lograr su utópica búsqueda, pero como era de esperarse, el final no es feliz. Esto también me gustó bastante, uno ya está cansado de esos finales donde el héroe es aplaudido bajo ese precepto de moral occidentalizada (como el caso de la decepcionante adaptación de Spiderman de Sam Raimi); esto confirma que Nolan es un director responsable y comprometido con los fans de los cómics.

Otra de las cosas a resaltar, es el introductorio proceso psicológico que Harvey Dent experimenta hacia Dos Caras, lo cual nunca pudo demostrar Tommy Lee Jones y Joel Shumaher en su asquerosa y mala copia del también mal logrado Joker de Jack Nicholson en anteriores películas. Aaron Eckhart es impresionante como Harvey-TwoFace, desde su interpretación hasta su desfigurada apariencia, sin duda alguna, Dent es como el antagonista y protagonista de otra historia. Y por fin se concede a Jim Gordon, con una estupenda caracterización de Gary Oldman, el rol protagónico que todos los fans de Batman esperaban, el que por supuesto en films anteriores nunca se había conseguido desarrollar.

Lamentablemente mi crítica se ha enfocado sólo en una pequeña parte de la historia, pero “The Dark Knight” es excelente por todos lados; la musicalización y el sonido está tan bien estructurado que se mezcla de manera perfecta con el dramático e inesperado guión; el uso de efectos especiales es inteligente y bien logrado; las escenas de acción son emotivas, las actuaciones simplemente dan cátedra, etc., etc. Y así, podríamos continuar alargando innecesariamente el texto…

“The Dark Knight” es genial, complace a todos. Si buscas buen cine tiene un excelente guión, grandes actuaciones y magnífica dirección, además de una inteligente producción. Si quieres divertirte, cuenta con impresionantes escenas de acción y muy buenos efectos especiales, y lo mejor, si te gustan los superhéroes y los cómics, este film supera, y muy lejos, a todos los demás. “The Dark Knight” es la mejor adaptación al cine de un cómic, y claro, para los fans de Marvel, como yo, esto puede ser en verdad muy triste, pero también demuestra y sirve como ejemplo sobre la posibilidad de realizar excelentes obras de arte a partir de aquellos personajes de cómics que tanto nos atraen. Después de todo, tienen millones y millones de dólares para hacerlo no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s