Entrevista – Asalto al cielo es un espejo, no para los otros sino para mí

Francisco Morales Santos:

Asalto al cielo es un espejo,

no para otros sino para mí

Por Vania Vargas

22-entrevista-master

Poeta, editor, amante de la música, la plástica y fundador del grupo Nuevo Signo, en el que convergieron varios poetas jóvenes, provenientes de distintas partes del país. Juntos plantearon una ruptura en la manera de vivir y socializar la poesía. La sacaron de los salones, le cambiaron el tono declamatorio y la llevaron a la calle, las escuelas, los sindicatos con un aire coloquial, cotidiano: menos próximo a las musas, pero más cerca de la gente.

El 2009 es, sin lugar a dudas, un año importante para Francisco Morales Santos. La Universidad de San Carlos de Guatemala le concederá el Emeritisimum; Xela le dedicarán su edición de los Juegos Florales Hispanoamericanos, y el Festival Internacional de Poesía que se celebra este mes, en esa ciudad, lleva el nombre de uno de sus poemarios: Asalto al cielo.

En esta breve entrevista, Morales Santos nos habla de sus procesos, su experiencia, sus maestros y varios elementos que han formado parte de su vida.

Conscientes de que el más grande acercamiento a un escritor es la lectura de su obra, ofrecemos, hoy, este breve esbozo de su perfil.

¿Qué fue primero, la lectura o la escritura? Dicho de otra manera: Fue la lectura la que lo llevó a la experiencia poética, o la escritura la que lo obligó a explorar grandes referentes.

Creo que escritura y lectura fueron de la mano. La escritura nació de tareas escolares, porque tuve un maestro excepcional, Fidencio Méndez, quien nos llevaba por los alrededores de la Antigua Guatemala, para enseñarnos la ciencia en vivo y después nos mandaba escribir cada experiencia. De esa cuenta no se me olvidan, por ejemplo, los nombres de las hojas por su forma (lanceoladas, acorazonadas, trifoliadas, etc). A la par vino la lectura, y no fue de literatura propiamente, sino de ciencia. Por esos años venían a Guatemala libros de botánica, zoología, anatomía, biología, etc., de un científico español, hoy olvidado: Orestes Cendrero. Después vinieron Edelberto Torres (el padre) con La dramática vida de Rubén Darío, y los autores del modernismo (Rufino Blanco Fombona, Lugones, José Asunción Silva, José Santos Chocano, Amado Nervo). Fue lo que encontré en las dos únicas bibliotecas que había en la ciudad.

¿Tras esa iniciación, qué papel juega en su literatura escritores como René Acuña, Francisco Méndez y César Brañas?

Los tres fueron fundamentales, porque me ofrecieron una visión distinta de la poesía a inicios de los años 60, acercándome a la poesía universal. Acuña me llevó a Federico García Lorca, Emilio Prados, Manuel Altolaguirre, Pedro Salinas y, desde luego, Miguel Hernández, el poeta con quien más me identifiqué en aquellos años. Lo digo así porque las lecturas no se detienen. De pronto aparece Vallejo, que es tan fuerte como los golpes en la vida, en su caso, por lo hondo y rotundo de su poesía. Méndez y Brañas también me mostraron las nuevas corrientes, a través de su poesía (los Nocturnos y Viento negro, respectivamente).

¿Cómo surge la idea de crear Nuevo Signo?

De la necesidad de dar a conocer nuestra poesía, del encuentro con escritores que por nuestro origen nos entendíamos mejor y del espíritu fraternal que nos unió.

Totonicapán, Suchitepéquez, Sacatepéquez, Jalapa, Antigua… Nuevo Signo fue una muestra variopinta de voces regionales ¿Cómo coinciden en él los representantes de tan diversos puntos del país?

Con sus vivencias adquiridas en la niñez y la juventud o por la relación laboral, como en el caso de Luis Alfredo Arango y José Luis Villatoro, quienes fueron maestros. O Delia Quiñónez y yo que trabajábamos en Bellas Artes. Que fue a quienes se nos ocurrió utilizar un mimeógrafo de la entonces Dirección General de Bellas Artes, donde imprimimos Nimayá (nombre de un río de San Antonio Aguas Calientes y fallido intento poético de quien te habla) y Barro pleno. Luego prendió el entusiasmo en José Luis Villatoro, Julio Fausto Aguilera, Luis Alfredo Arango y Antonio Brañas. Obregón se nos unió más tarde. Armamos pequeñas publicaciones cuyos tirajes fueron de cien ejemplares, luego vinieron las lecturas que organizamos en institutos educativos, institutos culturales binacionales, extensiones universitarias y uno que otro sindicato.

¿Qué experiencia logra rescatar de su participación en el grupo?

Ser exigente en lo que escribo y leer, siempre leer. La formación universitaria da herramientas para el análisis, pero no el oficio literario.

Del mimeógrafo de Bellas Artes a Editorial Cultura: ¿cómo nace el compromiso con dar a luz nuevas obras y rescatar a los maestros a través del trabajo editorial?

Nunca había pensado en esto, pero creo que en ambos casos se trata de un deseo de difundir, de rescatar la literatura.

¿Cómo fue su traslado de la poesía a la literatura infantil?

El germen de todo esto se encuentra en Poemas escogidos para niños, una antología que comencé a trabajar por iniciativa propia y que después acogió la editorial Piedra Santa. Más tarde, en distintos momentos me invitaron de la UNESCO para participar en dos publicaciones. Una estancia en Saratoga Springs fue determinante porque fue allí donde, en el verano de 1995, terminé de escribir Ajonjolí, que hasta le fecha sigue publicando Editorial Norma, donde también se han publicado Cuentos de la tradición oral para niños, Popol Vuh, versión libre para niños y niñas, y Árbol de pájaros. Próximamente me publicará Con ojos de girasol (libro de cuentos para niños)

Con ese salto hacia la literatura infantil, ¿cree usted que cambia el discurso con la experiencia vital, o simplemente ya se dijo lo que se tiene que decir?

Aún hay mucho que decir en los dos planos.

¿En qué proyectos literarios trabaja actualmente?

Trato de retomar un poema dedicado a la casa, lo comencé hace más de un año y no he podido seguirlo por el trabajo, que es duro como tú sabes, y porque sigo trabajando en dos libros para niños: uno de poemas y otro de cuentos.


Este año está lleno de reconocimientos para su obra y su persona: el Emeritisimum, los Juegos Florales de Quetzaltenango y el Festival Internacional de Poesía que organiza Metáfora, ¿cuál es su opinión al respecto?

No voy a decir que no lo merezco.  La verdad es que me emociona, porque es un reconocimiento por lo que he venido haciendo como escritor, como antólogo y en los años recientes a la cabeza de Editorial Cultura. Lo importante es que todo lo que hasta hoy he hecho nace de una visión de país, de fraternidad y también de espontaneidad. Nunca pensé ni en hacer dinero ni en recibir homenajes.


Literariamente, ¿ha logrado todo lo que se propuso? Si su respuesta es negativa, ¿qué falta?


Escribir mejor, buscar nuevas formas poéticas.
Voy a mencionarle varias cosas y me gustaría que respondiera con lo primero que se le venga a la mente:

Revista Crónica:

Una buena experiencia profesional y un espacio lleno de hermandad.

Comisión para el Esclarecimiento Histórico:


Compartir el dolor de muchos deudos y una honda tristeza por los amigos cuyos nombres y trágico final fueron surgiendo en las páginas del documento.

Isabel Ruiz:

La compañera irremplazable.

Luis de Lión:

Más que un amigo, un hermano y un maestro para mis afanes en la literatura infantil.

Marco Antonio Flores:

Un buen escritor. Lástima que a veces pelea sin sentido.

Nuevo Signo:

Una gran experiencia, en un grupo conformado solo por poetas.

Editorial Cultura:

Una apuesta por publicar lo mejor de lo mejor de la literatura nacional y darle paso a los jóvenes.

Madre, nosotros también somos historia:

Mi mejor poema.

Asalto al cielo:

Un espejo, no para otros sino para mí

Niños:

Compañía de mis sueños y destinatarios de cuanto pueda escribir para que tengan un mundo más amable.

Poesía:

Un conducto para respirar en medio de nulos, sangrientos y fecales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s