Letras extranjeras – La prenitud de la vida/ Simone de Beauvoir

La plenitud de la vida

Simone de Beauvoir

 

26-extranjera-bevua

 

En la segunda parte de su biografía, Simone de Beauvoir se describe como una mujer que ha dejado atrás los convencionalismos del género femenino y ha logrado conquistar su libertad.

A pesar de estar viviendo bajo la sombra de la Segunda Guerra Mundial, Beauvoir, decide viajar por Francia para conocer diferentes rincones de su país. En uno de estos viajes, ella pierde un diente en un accidente mientras recorrían un campo en bicicleta. Ella, de 36 años, se niega a recuperar el incisivo argumentado que su cuerpo no responde a la vanidad necesaria para someterse a tal tratamiento.

Durante estos viajes, ella desarrolla una personalidad ambulatoria, característica que se hace presente en la mayor parte de su vida.

Ella y Sartre comparten mucho tiempo, juntos, realizando arduas horas de lectura, discutiendo temas políticos y literarios. Ganando cada vez más fama en el círculo de intelectuales franceses.

La relación intelectual entre Sartre y Beauvoir se ve complementada por un compromiso en el que ambos impusieron reglas para dicha relación: libertad y sinceridad absoluta.

Cada uno experimentaba la autonomía suficiente para mantener viva su independencia a pesar de ser una pareja. Tanto él como ella, contaron con diversas relaciones “contingentes” que eran aceptadas mutuamente.

Una de las relaciones más mencionadas en este libro es la de Olga Kosakiewicz, la estudiante de filosofía de la Sorbona que se adhirió tanto a sus profesores de filosofía que se convirtió parte de este clan de intelectuales.

Olga fue pareja de Beauvoir mientras era seducida por Sartre, quien mantuvo una relación con la hermana de Olga, ya que ésta lo rechazó. Dentro de las páginas de este libro, Beauvoir considera a Olga como una hija. El reflejo de estas relaciones se puede encontrar en el libro Los Mandarines, novela escrita por Beauvoir y publicada en 1954.

Sartre mantuvo relaciones con alumnas de la Sorbona que eran amantes de Beauvoir, quien, a su vez, mantuvo una larga relación con Jacques Laurent Bost, quien posteriormente se casaría con Olga.

En este relato Beauvoir conoce al escritor estadounidense Nelson Algren, con quien tuvo una relación sentimental, probablemente más apasionada que la que mantenía con Sartre, ya que en su relato, Beauvoir al lado de Algren, se convierte en una mujer convencional que lava los platos y trabaja para él.

Algren y Beauvouir, realizaron varios viajes juntos con destinos latinoamericanos. Uno de ellos fue Guatemala donde ambos visitaron las ciudades de Quetzaltenango, Sololá y la Ciudad Capital.

Su relación con Algren también se ve reflejada en Los Mandarines, donde relata los viajes que realizaron por México y Guatemala.

En este libro, Beauvoir relata cómo la amistad de Sartre y Camus empieza a sufrir un distanciamiento debido a sus diferencias políticas.

Les Temps Moders, revista editada por Sartre cuenta con una importante colaboración de los intelectuales y toma un auge dentro de la sociedad francesa.

Así termina, el relato honesto de Beauvoir, que está dispuesta a narrar la verdad de su vida de una manera analítica y detallada.

Carla Natareno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s