Literatura guatemalteca – Nuevo Signo: una realidad poetizada

Nuevo Signo: una realidad poetizada

 

Por Carmen Lucía Alvarado

22-guatemalteca-nuevosigno

 

Apareció en 1968, las razones fueron más de una para estos jóvenes poetas que encontraron en su unión la vía perfecta para dejar una importante huella en la literatura guatemalteca. El contexto del país era de violencia, esto siempre trae como consecuencia que la literatura como todo el arte se convierta en una especie de válvula de escape, la forma en que la conciencia colectiva se vuelve un poco más material y se va convirtiendo en una evidencia sensible de los pueblos.

Nuevo Signo no fue la excepción, si bien ya habían dejado esas evidencias algunos poetas como Otto René Castillo, Mario Payeras, y Roberto Obregón, quien también era parte del grupo Nuevo Signo, el grupo intentó, como en toda corriente estética, se romper un esquema. Decir, sentir, plasmar, pero con un rompimiento, estético y de silencio, de esta manera el Grupo Nuevo Signo se convirtió en su propio medio, en su propia herramienta para llegar a los lectores por medio de sus propias publicaciones así como haciendo lecturas que rompieran con el esquema de declamaciones y cuestiones más solemnes a las que se ligaba la literatura.

Julio Fausto Aguilera, Luis Alfredo Arango, Antonio Brañas, Francisco Morales Santos, Delia Quiñónez, Roberto Obregón y José Luis Villatoro, conformaron este grupo con el fin de crear estos nuevos espacios literarios, a través de sus propias publicaciones y de llevar a cabo lecturas en espacios que para la época no eran utilizados, como colegios, institutos, sindicatos, etc. Además de leer su poesía, que si bien no era panfletaria, si  mantenía una  voz de denuncia ante la situación del país.

Francisco Morales Santos se dio a la titánica tarea de  publicar pequeños plaquets con la poesía de los integrantes de Nuevo Signo, durante dos años, hasta la desaparición de Roberto Obregón. Después de este hecho los integrantes de Nuevo Signo dejaron de hacer actividades y cada uno siguió su quehacer literario. Sin embargo en 1975 publican el libro Las plumas de la serpiente. Publicación a partir de la cual se pueden delimitar los puntos que marcan a Nuevo Signo.

Los puntos estéticos que unían a estos escritores se remiten a un hecho muy físico. Casi todos los integrantes de Nuevo Signo eran originarios del interior de la república, Totonicapán, Jalapa, Sacatepéquez, Suchitepéquez. Esa concepción de la identidad que se forma a través de lo que no se es, se hace evidente en la poesía de Nuevo Signo. Crearon una identidad poética que fue el resultado del choque de la ciudad con sus entornos más pacíficos y naturales, estas cuestiones chocaron además con el conflicto que se vivía en estos años

En medio de un país agitado, Nuevo Signo aparece como una  propuesta que declara la realidad, sin embargo, una realidad mucho más poetizada, que se transforma a través de la concepción del ser humano, y que surge en medio de dos movimientos bien marcados por la realidad nacional, pues posterior a Nuevo Signo aparecen los escritores de la Nueva Novela, como Marco Antonio Flores, Mario Roberto Morales, y Arturo Arias.

Francisco Morales Santos fue el motor editorial detrás de Nuevo Signo, y esta iniciativa dejó abierta la brecha para que estos poetas marcaran la historia con publicaciones considerables, que han dejado registro de la más importante poesía escrita  en nuestro país.

Esta modalidad de hacer lecturas que acerquen el hecho poético con las personas fue también uno de los grandes aportes de Nuevo Signo, y que de hecho se ha repetido en la historia de la literatura guatemalteca, cuando se siente la necesidad de romper un esquema.

Nuevo Signo fue la conciencia más interpretada literariamente hablando, pues su condición de humanos y su interacción con el mundo que los rodea eran el marco de sus ideas y de sus críticas. Un espacio que dio pie a publicaciones, lecturas, acercamientos de la poesía con las personas, pero quizá lo más importante de Nuevo Signo fue albergar a poetas que transformaron y reinterpretaron la poesía como la voz de la conciencia de Guatemala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s