Literatura mexicana – Pormenores apocalípticos de un viaje

Pormenores apocalípticos de un viaje al centro de la tierra

Con el nuevo lanzamiento de Revista Luna Park hablamos con el poeta mexicano René Morales, quien recientemente estuvo de visita por el país para presentar su más reciente libro de poesía, Radiografías, publicado por Catafixia Editorial. Y aprovechando esa experiencia quisimos pedirle que hiciera una crónica acerca de su viaje, de su experiencia, de su intercambio literario con Guatemala y El Salvador, y esta fue su reacción:

 

Por René Morales

Eres feliz cadáver eres feliz

en tu sepulcro no te falta nada

ríete de los peces de colores

Nicanor Parra

Laundry service

yo que solamente sé que al final tendremos todos un pequeño sorbo de leche amarga sobre los labios

yo que en este preciso momento de hoja blanca

y de tinta cobarde que se esconde en las venas

me atrevo a decir:

“que nadie vuelva a besar al viento con los ojos cerrados hasta nuevo aviso”

hasta que se vuelvan a reubicar los volcanes

hasta que se incendien los hospitales públicos

hasta que se contabilicen cigarras enfermas

y se purifique esta lengua sucia

esta carne amarga que dicta poemas

a los hijos de los burgueses sordos

y que quiere dar a conocer los beneficios formales del cloro

y su capacidad enorme de hacernos creer que no existe el pasado

Zona 1

Ahora que tengo los ojos tan rojos

solo puedo pensar en esa resina café

que crece en las barcas descuidadas

Ahora que tengo los ojos tan rojos

juro que mañana amaneceré con las manos tan secas

que sólo podré pensar

en ese cerrarse repentino de las puertas

Ahora tengo los ojos tan rojos

lo único que sé es que la semilla torpe que he sido

desaparece por un momento en el paladar amargo

de esta noche fría Guatemala

17 dollars

Introducción

Todos aunque no lo parezca elegimos el orden de la sal sobre la carne muerta, el color de la pesadilla o la mordedura de nuestro pasado que insiste en entrar a nuestras sabanas como una víbora torpe en un campo de trigo

I

Entonces sé que puedo verte dormir como un cordero apoyado en su madre, puedo verte con la piedad sorprendida en la piel como ventanas cerradas a la noche de los lobos

y por un instante todo parece distinto

The catcher

Deseo que todo sea destruido por la lluvia que no quede rastro alguno de ese alambre de púas que sirve pa adornar un país

deseo que solo anden por ahí los mosquitos cargados de sangre muerta como vacas andando en medio del centeno

sin duda ahora tendría que lamentarme por esta larga lista de asesinatos que he deseado

a partir de hoy exijo que las mujeres les tapen los ojos a sus hijos para que no vean cómo se destruye el mundo a mi paso

Creta

Y si volviera a casa empujado por un deseo extraño

sin duda me detendría tranquilo a pensar

en el sabor de la vainilla salvaje

pensaría en bosques oscuros

y en ese nido caliente

o en la perra noble que traga leche tibia

mientras su amo le acaricia la cabeza

pensaría que la muerte por un instante se ha quedado atrás

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s