Música y Cine – Christopher Nolan y las cajas chinas

Christopher Nolan y las cajas chinas

28-cine-nolan

Por Bill Barreto

Probablemente Christopher Nolan será conocido (y presentado) por mucho tiempo como el director de Dark Knight, su filme de repercusiones más mediáticas; pero más allá de esta obra, la filmografía de Nolan se enmarca en la tradición de los relatos entrecruzados, de las estructuras laberínticas o de las cajas chinas, narrando siempre historias que más que justificadas por la estructura son inseparables de ella. A modo de disección, o si se quiere de mirada retrospectiva, y siguiendo la metáfora de las cajas chinas, haremos un repaso de estos filmes.

28-cine-inception

Inception

La más reciente cinta de Nolan apunta en un inicio al filme de género, en este caso un thriller de ciencia ficción (con repercusiones ontológicas -vaya combinación-) que incluye los tópicos ineludibles de estas cintas: un líder con un plan, un grupo de especialistas, un plan perfecto que debe ser corregido en el camino: Mr. Cobb y su grupo se dedican a extraer información de las mentes durante un sueño y en su último trabajo llevarán la apuesta más lejos e intentarán implantar una idea. Lo singular de la cinta, y que marca una seña de identidad que podemos percibir en la filmografía de su director, es el estrecho entramado que genera para la obra. Para llevar a cabo su plan el equipo de Cobb conduce a su víctima (y de paso al público) al ensimismamiento que produce el experimentar un sueño dentro de otro sueño, todo aquel que haya experimentado esta situación en su conciencia ha de reconocer la fascinación que produce la superposición de varios niveles de realidad, pero más allá de esto el entramado se ajusta al grado de angustia y, finalmente, culpa que tira del personaje de Cobb.

Aquí apuntamos apenas uno de los procesos de Nolan: su personaje protagónico recrea en sí, o al menos hace patentes, las estructuras generales de la cinta, desde la aparente y perfecta geometría urbana del inicio del filme hasta el caótico y cuasi apocalíptico final de repercusiones personales para el protagonista. PRIMERA CAJA.

28-cine-dark

Dark Knight

En su segunda visita a Gotham City, Nolan retrata el universo de Batman desde un planteamiento que sutilmente se aleja de su primera cinta. El resultado es un tono más realista (hay que notar la desaparición del sistema de metro aéreo) pero consiguiendo lo aparentemente imposible: lograr que un superhéroe resulte factible dentro de este universo. La premisa para lograrlo, curiosamente, quizá se deba a un aspecto no muy evidente: el ritmo del relato, apoyado por un recurso indispensable para las cintas de superhéroes y de mastodónticos presupuestos: la espectacularidad.

El ritmo trepidante del relato conduce al espectador a no cuestionar el mundo (y las leyes físicas) que genera la cinta. Una muestra de esto es la diferencia entre la recepción de la misma cinta en el cine y en la televisión. Las mismas condiciones que genera una butaca (concentración de la atención, ambiente predispuesto, menos distractores…) hacen menos evidente esto; lo anterior sumado a la espectacularidad de un cine de superhéroes, las carismáticas interpretaciones, la presencia de los personajes como ineludibles de la cultura pop y (una vez más) una historia de trama ajusta –al igual que Inception- generan un relato de gran atractivo visual. Si a este bosquejo de análisis sumamos el paradójico aspecto de que una figura de la noche, del caos, de las fuerzas inconscientes (en este caso Batman) sea el mediador de un proceso de orden o de venganza privada elevada a justicia, nos encontramos con una paradoja inquietante y atractiva. SEGUNDA CAJA.

28-cine-prestige

The Prestige

La cinta probablemente de entramado más fino (aunque no por eso más efectivo) de Nolan está basada en una novela de Christopher Priest. Las casi infinitas posibilidades que propicia la realidad textual de la literatura, en el caso de esta historia los diarios y cartas que comparten los magos, es el antecedente de un aspecto a considerar en la filmografía que repasamos: el enfrentamiento. Ya sea un conflicto interno (sobre todo Inception y Memento) o externo entre opositores (Batman Begins, Dark Knight Following) o una mezcla de ambos (Insomnia y una vez más Memento), el conflicto en las cintas de Nolan –y en todos los relatos- es ineludible. En su caso particular el conflicto conduce a una lucha de destrezas y trucos que lleva a los dos magos de The Prestige a enzarzarse en un ciclo autodestructivo. El conflicto entre dos fuerzas, entre dos estilos antagónicos, hace avanzar la cinta manteniendo el tono que perfilamos ya como distintivo de Nolan: ritmo trepidante.

Como dato añadido este filme muestra una capa distinta de la filmografía: una cinta ambientada en otra época. La elección del tratamiento dinámico permite no recrearse en una mera representación valiosa por la calidad de los decorados sino olvidarlos en el mejor de los sentidos: son el clima de la historia. Esta ambientación es el espacio que delimita el carácter de los protagonistas uno carismático y showman (Jackman), otro reservado y obsesivo (Bale), y lo hace con la mirada ingenieril (es decir, de diseño y producción) que la elaboración de los trucos de magia, al igual que el cine, exigen. TERCERA CAJA.

28-cine-batman

Batman Begins

El primer filme de Nolan en el universo de Batman posee la estructura más convencional de todas sus cintas. El ritmo progresivo que exige una historia de iniciación, como lo es la formación de Bruce Wayne y su transformación en su alter ego, constituye una distinción que muestra una exigencia estilística diferente: es la incursión en el mundo de los superhéroes y el tanteo de otras formas expresivas que cristalizarían en Dark Knight. Pero incluso los detalles de producción de una cinta como esta muestran algo interesante sobre la evolución de la filmografía que repasamos: la construcción de un personaje, sin importar si es un superhéroe, exige rigor y un bien ejecutado crecimiento.

En las cintas analizadas los protagonistas cumplen a rajatabla con su transformación, sea en un sentido cíclico (Memento) o lineal (Insomnia, Batman Begins, Dark Knight). Esta evolución añade dimensiones a un personaje, sin importar si este viene del cómic. CUARTA CAJA.

28-cine-insomnia

Insomnia

Un policía con señalamientos de corrupción que mata accidentalmente a su compañero y un asesino en serie que lo acosa con este hecho, son por demás premisas estimulantes dentro del tan repetitivo género policial; y con ese material encontramos una historia que incorpora el conflicto entre personajes antes citado, el ritmo desosegado del thriller y una estructura que hace de los lapsus sueño, en medio de la somnolencia que aqueja al policía protagonista (Pacino), una parte integrante del desasosiego que marca toda la cinta.

Como vemos en esta cinta, la primera de gran presupuesto de Nolan, la espectacularidad aún no está presente, pero la marca distintiva antes señalada de tramas que no solo emanan de una postura sino del desarrollo de los personajes conducen a esta cinta por una vía paralela de la filmografía de su autor. Hay que apuntar que Insomnia es del año 2002 y que ocho años después Inception exploraría el reverso del problema del detective de Insomnia, del insoportable mundo de la perpetua vigilia a las infinitas posibilidades del sueño. QUINTA CAJA.

28-cine-memento

Memento

Es recurrente decir de los cineastas que su segunda cinta es un obstáculo a saltar para llegar a la tercera, que es una prueba o exorcismo para conseguir vivir en un nicho de la industria del cine o de sus alrededores. Tomando en cuenta esto, sorprende la calidad de la ejecución que encontramos en Memento, filme de culto para algunos, delirio posmoderno para otros, para quien esto escribe: laberinto de la memoria y ficción de las identidades. Un investigador de seguros sin memoria de largo plazo + el asesinato misterioso de su esposa + estructura multifacética = Nolan en estado puro.

Contiene dentro de sí el ritmo desconcertante propio de los dramas psicológicos, o de la desintegración de las personalidades, el cuestionamiento de un fundamento de nuestra percepción de la realidad: la memoria (elemento que cambia por el sueño en Inception) y nos presenta un conflicto a la vez externo e interno, una persecución que bien puede ser circular e infinita. SEXTA CAJA.

28-cine-following

Following

Y llegamos a la semilla, al esbozo de otras narrativas que ya hemos entrevisto y quizá revelado en parte. Following muestra las peripecias de un joven escritor que un día decide seguir a personas para explorar sus vidas, descubrir qué hacen, a dónde van, y buscar en ello ideas para su obra. Un día decide seguir siempre al mismo hombre, hasta que este lo descubre y termina por encararlo. Con las premisas de un filme de autor (y el añadido de su filmación en blanco y negro) encontramos en ella los saltos temporales que serán pulidos en Memento, el conflicto en cierta manera psicológico de Insomnia, y el entramado pulido de una narrativa distinta. Una pequeña joya por descubrir. SÉPTIMA CAJA.

Enlace:

Visiten en blog de Bill Barreto: Mirada difusa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s