Música y Cine – Cósmica: Bang Band

Bang Band

Por Eddy Roma

18-musica-logo

Cuando escuché a Cósmica en la eliminatoria de bandas nuevas para tocar en la décima edición del festival La Garra Chapina, aprecié que su música se distanciara de la reiteración alternativa y el metal forjado con espadas que, cada uno por su lado, dominan las preferencias de muchos grupos. La apertura de la escena rockera local es propicia para que Cósmica, y otras bandas ajenas a la estridencia por gusto, reciban la atención del público que escucha a los grupos mientras reserva el mosh cuando la ocasión lo exija.

Escribo “escena rockera” y adelanto una corrección: Cósmica no encaja en el rock elaborado a rasgueo de guitarra, pulsar del bajo y golpe de batería. Incorpora y superpone los destellos, láseres y pasos de robot generados con las cajas de ritmos, teclados, computadoras y secuencias. Con ello se fabrica el bang band de este grupo que, hasta ahora me entero, no es de reciente cuño.

El proyecto comenzó a grabar Morboso, su primer disco, en 2003. Lo concluyeron dos años después. Toda la música fue escrita e interpretada por Erraticape (guitarra, bajo, sintetizadores, programaciones y voz) y Tko (todos los instrumentos anteriores, excepto los sintetizadores; perteneció a la banda funk Entretodos). A las trece piezas originales sumaron una composición, “Fuera de mí”, que ya suena con la insistencia de los sencillos que antaño se enviaban a la radio y ahora se descargan en internet. Sus presentaciones incluyen un Manifestarte y un Rave del Castillo.

El disco plantea episodios relajados como en “Amor en los trópicos”; el viaje y el despertar rodeado de nubes en “Cosmic Lane”; el recuerdo, que suspira en “Porno miel”, de esas miradas a videos de alto voltaje carnívoro que se prestaban a escondidas en el colegio; la referencia beatlesca, y podría agregar de Fool’s Garden, en “Lemon Tree”; la proyección a futuro de “Beginning” y la inmersión submarina de “Foreplay”. Son las sensaciones que me transmiten. Cada oyente tendrá las suyas.

El equipo fundador se refuerza en directo con los aportes de Chalupa (batería y secuencias), Shaggy (teclados y programación) y un tercer músico, cuyo nombre no figura en el listado, que también se instala tras los teclados. Me consta que canciones como “Sin Machine” ganan en intensidad con la puesta en acción. El dueto vocal combina armonías o se desgañita según el color del tema. El baile acompaña a cada disparo del teclado. El ataque electrónico salta en todas direcciones. Es cierto que la dependencia a las máquinas puede cobrar factura en caso de alguna falla, apagón por tropiezo con algún cable o caída del sistema por cortesía de un virus.

La singularidad de Cósmica ayuda a tenerla en cuenta, estar atento a sus presentaciones y aguardar que su carrera dure una buena cantidad de años. Morboso debe prolongarse en una discografía de varios títulos.

Enlaces:

Visita las páginas de esta banda chapina en:

MySpace

y Geocities

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s