Pintura – Arte Maya VI

Arte Maya VI

 

Por Jaime Moreno

18-pintura-obsidiana

Quizá uno de los campos menos valorizados del ámbito mesoamericano sea el del estudio de la lítica. Todos saben que los mayas utilizaban el jade, la obsidiana y el pedernal; pero pocos conocen realmente cómo interpretar la información que estos materiales brindan. Es por ello que en esta edición conoceremos más acerca de la obsidiana (o piedra del rayo) y de cómo eran sus procesos de producción y su uso.

Seguramente, todos habrán oído en alguna ocasión hablar de la obsidiana. Piedra de rayo, le dicen. Actualmente se utiliza como decoración en las fachadas de las casas o en algún tipo de joyería. Sin embargo, dentro del mundo mesoamericano fue uno de los bastiones principales del auge económico y social de las comunidades prehispánicas. Hoy sabemos que con esta variedad de lava cristalizada se fabricaban vasijas, armamento y joyería. Pero, ¿cuál era el proceso básico de producción? He aquí los principales pasos para fabricar un artefacto de obsidiana:

·    El tallador y su función ritual. Un tallador de obsidiana es casi un sacerdote. Se prepara durante días para poder trabajar con el material y, cuando se dispone a obtener las piezas, debe hacer un ayuno ritual riguroso. Es una vida consagrada a su trabajo, la del que talla.

18-pintura-2

1.    Localizar una cantera y explotarla. Existen varias canteras de este material en toda Mesoamérica. Sin embargo, ninguna es tan conocida por su calidad como la cantera de El Chayal, localizada en las afueras de la actual Ciudad de Guatemala. Otro importante yacimiento de obsidiana era la Sierra de las Navajas, en el altiplano central de México. Además, la obsidiana es el resultado del enfriamiento abrupto de los caminos de lava expulsados por los volcanes, así que es fácil hallarla cerca de éstos.
2.    Escoger un bloque y limpiarlo por medio de percusión directa. Los bloques que son extraídos de la cantera contienen partes inservibles. Algunos presentan superficies ásperas denominadas córtex, que son las capas superiores de los ríos de lava que, al estancarse, absorbieron humedad del ambiente. Otros, a su vez,  contienen pequeños agujeros que formaron los gases al subir como burbujas desde las capas inferiores de lava en movimiento. Todas estas impurezas deben ser removidas. Así, el tallador prehispánico debía limpiar el bloque por medio de la extracción de lascas que contuvieran los errores naturales de la materia prima. Esta limpieza se hace por medio de  la percusión directa, realizada con un percutor de mayor dureza que la obsidiana misma. Generalmente, los percutores eran los demás tipos de rocas volcánicas que la cantera proveía.
3.    Obtener un núcleo. Luego de limpiar el bloque, el tallador debe lasquearlo hasta lograr un núcleo en forma de bala que servirá para la obtención de pequeñas navajas de uso doméstico. El filo que posee la obsidiana es realmente peligroso. Es capaz, incluso, de cercenar un brazo. Por ello se utilizaba para el destace de animales y otras actividades rituales. Todo es utilizable, hasta las lascas con las que se obtuvo esta pieza.
4.    Obtener preformas a partir de las lascas. En la cantera, generalmente, sólo se obtenían los núcleos y las preformas. Una preforma es una lasca rebajada en tamaño y modificada en forma para darle una función en particular. Es decir, crear un boceto del artefacto final, dejándolo listo para ser pulido. Así, las preformas de navajas, puntas de flecha, lanzas y cuchillos eran llevadas a las ciudades donde talladores especializados terminaban el trabajo. Lo mismo sucedía con los núcleos obtenidos del bloque inicial.
5.    Realizar la pieza final. Ya sea extraer navajas de un núcleo u otro artefacto a partir de una preforma, las piezas de obsidiana deben pulirse, con percusión directa o indirecta, por manos especializadas. Este trabajo se realizaba en las ciudades o en las canteras y daba como resultado: navajas, chuchillos, flechas, lanzas, vasijas y joyería.

18-pintura-hoja

Además de sus atribuciones utilitarias, la obsidiana poseía varios simbolismos rituales. Los aztecas, por ejemplo, solían asociarla con las tempestades. Es por ello que, aún en nuestros días, solemos llamarla piedra de rayo. En el área maya, a su vez, existen diversos mitos que la asocian con deidades y el mundo sobrenatural. Es famosa por su capacidad de adivinación y poderes mágicos. En el área maya, K’awiil, deidad sin una pierna que se asocia con la nobleza, posee como atributo el ser el dios del espejo de obsidiana que humea. Ejemplo de ello es una de las principales piezas de la antigua ciudad de Iximche era un gran espejo de obsidiana destinado a rituales de adivinación; la pieza, por cierto, se encuentra perdida. Del mismo modo, en las mitologías mexicanas se le conoce como dentadura de la tierra. Tanto así que Tezcatlipoca, deidad sin un pie, versión azteca del K’awiil maya, perdió esta extremidad a manos de una boca de dientes de obsidiana cuando salía de una cueva. Esta importancia ritual se manifiesta dentro de los menajes sacerdotales y ajuares reales a través de pequeñas figurillas zoomorfas, antropomorfas y abstractas llamadas excéntricos.

Como vemos, la obsidiana es un tipo de vidrio de gran valor para nuestros antepasados. Éstos, con dedicación y esfuerzo, lograron alcanzar un alto grado de tecnificación en el proceso de extracción y modificación hasta hacer de esta roca un material de muchos usos dentro de las sociedades prehispánicas. Por ser un producto que se extrae de las entrañas de la montaña y de la tierra, en Mesoamérica se le considera un ser vivo en estado fetal o embrionario. Como dato curioso, los cantos mineros del mundo son, en su mayoría, canciones de cuna, ya que en todas partes se tiene esta creencia.

Es la obsidiana un material complejo y rico en tradición. Apreciémosla como tal y brindémosle el valor que se merece. Es todo por ahora, espero haber abierto un poco más de luz en el fascinante camino del arte prehispánico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s