Pintura – Carrá: bólido de la vanguardia

Carrá: el bólido de la vanguardia

Por Jaime Moreno

15-pintura-1

 

Bienvenidos a una nueva edición de Luna Park. Estamos cada vez más cerca del fin de año y, como es costumbre, todo se acelera. Compras, regalos, comercio, todo confinado a un ritmo que parece agolparse a miles de revoluciones por minuto. Es por ello que hoy conoceremos a un pintor que de velocidad sabe mucho: Carlo Carrá. Un artista plástico aferrado a una corriente de vanguardia que se dedicó a expresar lo vertiginoso de los tiempos: el Futurismo.

Esta corriente de vanguardia tiene su origen en la mente de un escritor italiano: Tomaso Marinetti. Este, impulsado por la idea de que el arte debía responder a la mentalidad moderna y las nuevas realidades, decide crear un estilo basado en la máquina (el mejor exponente de la sociedad moderna) y sus principales atributos: fuerza, rapidez y movimiento. Además, se caracterizaba por la deshumanización de la obra para contraponerse con la excesiva energía de sus imágenes. Así, en febrero de 1909, aparece el Manifiesto futurista, donde se declaraba que un automóvil rugiente, que parece correr sobre la metralla, es más bello que la Victoria de Samotracia.

15-pintura-2

Es en este contexto donde aparece Carlo Carrá. Nacido a finales del siglo XIX en Milán, Italia, este pintor lideró la vanguardia futurista en su división pirctórica. Su vida fue tan abrupta como la corriente que presidió, es por ello que pasó de muralista a estudiante de arte y de anarquista a ultra-nacionalista. Murió en  1966 dejando una huella imborrable en los linderos del arte moderno y fue bastión del movimiento que, con sus obras, ayudó a construir y difundir.

Para esta edición, he decidido incluir tres de sus obras más reconocidas y donde es más fácilmente apreciable el espíritu del futurismo. Dijimos, entonces, que Futurismo es fuerza, rapidez y movimiento. Ello es visible en estas obras mediante ciertas claves estilísticas que acá definimos:

15-pintura-3

·    Fuerza: se marca en el grosor de las figuras de la composición y la paleta de colores cálidos. Esto brinda la sensación de robustez y potencia en la obra.

·    Rapidez: los trazos alargados y curvos marcan esta característica dentro del texto pictórico.

·    Movimiento: el Futurismo utilizó el efecto estroboscópico para capturar el movimiento en sus obras. Así como en una fotografía con esta técnica, las pinturas de los futuristas presentaban la imagen de acciones consecutivas colocadas en un mismo plano.

Espero, así, que estas líneas sirvan de invitación para adentrarse en el mundo del Futurismo. De la misma manera, que despierten en el lector la curiosidad por descubrir los caminos del arte. Nos veremos en la próxima Luna Park, que sigue vertiginosa por las vías del arte y la cultura nacional. ¡Hasta la de noviembre!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s