Plástica – Finding Duchamp: el escalón previo a la fama

Finding Duchamp: el escalón previo a la fama

 

Por Jaime Moreno

 

“Fue por esa época cuando se me ocurrió la palabra ready made”
-Marcel Duchamp

 

27-plastica-duchamp

 

Las primeras décadas del siglo XX se vieron marcadas por hechos que dibujaron un nuevo rostro al mundo. Las guerras, los avances tecnológicos y los cambios políticos hicieron de esos primeros años del ciclo un aluvión capaz de rediseñar nuestra Historia y convertirnos en lo que hoy somos. El arte, sensible a su entorno, no escapó a esta realidad. Los artistas, cansados del academicismo, entraron en una etapa de rompimiento con la tradición y se dedicaron a experimentar con nuevas técnicas e ideas. Se caracterizaron por ser innovadoras, irreverentes y extremadamente conceptuales.

Surgieron grandes nombres como Marinetti, Picasso y Duchamp. Corría 1917 y un urinal casi de cabeza horrorizaba a la sociedad neoyorquina, el insulto final a la Academia estaba dado.

La obra de Marcel Duchamp es digna de un genio. Produjo varias de las obras más representativas del siglo XX y los efectos de su conceptualización del arte aún llegan hasta nosotros como el oleaje incansable de un mar agitado. Proveniente de una familia con vocación artística (hermanas intelectuales, hermanos artistas), Duchamp se rodeó desde niño de un ambiente favorable para sus inquietudes creadoras. Así, luego de un largo proceso de abstracción y experimentación de formas y conceptos, el artista encontró la vía necesaria que lo convirtió en uno de los más importantes en la Historia del Arte: el ready made.

27-plastica-redy

Entre 1912 y 1917 Duchamp exploró una técnica revolucionaria que denominó ready made. Ésta consistía en la estetización de un objeto común mediante una mínima (o nula) intervención. Es, por así decirlo, el extremo más conceptual del arte. Según el propio Duchamp, el simple hecho de escoger una pieza cualquiera ya cumplía con la finalidad creadora del artista. Sus obras daban a los objetos una nueva identidad, totalmente diferente a la que originalmente poseían, haciéndolos especiales y únicos. Provocadoras e ingeniosas, las creaciones surgidas a raíz de esta idea fueron determinantes para el desarrollo posterior del Arte. En esta línea, Calvo Serraller comenta: “El sutil ingenio o ironía de este artista logró que estas obras, aparentemente concebidas sólo para provocar el correspondiente escándalo traumático en el espectador, se convirtieran con el paso del

tiempo en una fuente de ideas para ulteriores vanguardias, como las de después de la II Guerra Mundial del tipo de las del Pop o el Arte Conceptual.”

Sin embargo, previo a dedicarse por completo a esta técnica, el artista exploró con otras Vanguardias contemporáneas. Es en este punto donde aparece Desnudo bajando una escalera, pintura que muestra a un Duchamp comprometido con el cubismo y con la búsqueda de un lenguaje más conceptual que visual. ¿Cuáles son las claves que esconde este lienzo? Las del cubo-futurismo.

Sí, una mezcla extraña entre ambas corrientes que a Marcel le interesó para plasmar en su obra.

Veamos, paso a paso. Sabemos que el cubismo reducía la forma a su expresión más básica y la transformaba en simples geometrismos. Además, las representaciones cubistas buscaban que la forma quedara solamente sugerida en la obra y que la verdadera figura fuese construida en la mente del espectador. Esto explica bien el grupo de líneas apiladas en forma diagonal a lo largo del texto.

En ese sentido, la figura repetida de un desnudo humano es solo visible mentalmente, inducida por el título mismo de la obra. Además, las formas geométricas utilizadas acercan y alejan planos dentro de la obra. Este sentido de profundidad se realza con el juego de tonalidades en las formas.

Por otro lado, el toque futurista. Para ese entonces Marinetti experimentaba con la fotografía estroboscópica en sus creaciones. Esto como respuesta a la búsqueda bergsoniana de la duración o estatismo del flujo temporal. En este orden, basta ver la sucesión de formas que emulan el movimiento de un cuerpo al bajar para asociar esta pintura con uno de los tantos referentes futuristas que utilizan esta técnica. Así, entonces, Duchamp experimentó con ambos métodos como un paso previo para el suyo. Tal etapa no duró demasiado. Marcel buscaba el conceptualismo pleno y en estas corrientes no encontraba más que un soporte demasiado elaborado que desviaba sus fines.

Sobre este hecho, Barilli aporta: “Lo mismo se puede decir de Duchamp, quien se limita a experimentar esta técnica en las dos versiones del Desnudo que desciende las escalas, para luego no retornar más a ella, al darse cuenta de su grado de sujeción al fenomenismo óptico… pero confirma la búsqueda espasmódica de nuevas dimensiones: tiempo, movimiento, valores mentales, más allá de la mera visualidad y de sus pobres dimensiones espaciales.”

27-plastica-nude

Al final, Desnudo bajando una escalera se constituye como el escalón previo al vuelo total de Duchamp. Lo cual, también, lo convierte en un artista pleno que hizo lo que hizo producto de un verdadero proceso que lo condujo por distintas ideas de arte hasta formular una propia. ¿Qué determina la total aceptación de una propuesta como arte? Sin duda alguna su capacidad de permanencia y la eventual reafirmación de sí misma como referente de una época. Así, Duchamp logró convertir su obra en una de las realizaciones máximas del espíritu de las Vanguardias. A través de sus creaciones reflejó a cabalidad el hastío del artista por lo establecido y convencional. En conclusión, Duchamp entregó al mundo la ruptura del último sello hacia la libertad. No en vano Fuente (1917) resultó electa como la pieza más influyente del siglo.

Una narración final, a manera de demostrar la vigencia de la obra: Un estudiante pregunta a su catedrática de filosofía del arte sobre cómo reconocer qué es arte y qué no en la actualidad. Ésta, con mucha seriedad, responde: -Lo que usted ve en las galerías hoy son sólo propuestas. Espere un par de décadas a ver qué de todo logró establecerse y permanecer y qué no. Entonces sabrá si era o no era arte. En el caso de Duchamp y su Desnudo bajando una escalera (1912), para muestra un botón…

27-plastica-calvin

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s