Plástica – La joyería maya

La joyería maya

 

Por Jaime Moreno

26-plastica-jade

Dentro del mundo Mesoamericano, las artes aplicadas fueron un campo ampliamente explotado. Otros, como la orfebrería o la ebanistería, tuvieron un uso considerable a través de las distintas etapas históricas de la región. Sin embargo, el aspecto que más destaca dentro de estas técnicas es la joyería.

Desde el principio de la civilización, el uso de joyas ha representado poder y rango social. En el área maya la situación no es diferente, las clases pudientes siempre se diferenciaron por las alhajas que portaban. En realidad, la diferencia principal radica en los materiales que consideraban como valiosos. Contrario a Occidente, en Mesoamérica la piedra más preciada era el jade, que poseía atribuciones mágicas. Además, otros materiales preciosos eran la turquesa y algunos tipos de conchas marinas. Otro de los elementos utilizados para la joyería es el plumaje multicolor de algunas aves. Las pumas de quetzal o guacamaya eran de gran valor al momento de realizar los tocados ceremoniales.  Metales como el oro y la plata eran conocidos, sin embargo nunca tuvieron la importancia que alcanzaron los antes mencionados.  ¿Cuáles eran, entonces, las prendas fabricadas con estos materiales? He aquí una pequeña descripción.

Máscaras funerarias: Realizadas principalmente con jade. Estas son joyas de exquisito valor artístico destinadas a representar al rey muerto o a la figura mitología que el difunto encarnaría en la vida siguiente. Aunque algunas fueron talladas de una sola pieza (como la máscara de Río Azul, inserta), la mayoría de ejemplos fueron hechos mediante mosaicos. Además, destacan los ojos vivos hechos a base de concha, que era un material muy preciado por la dificultad de obtenerlo.

26-plastica-rioazul

Collares: Uno de los elementos más representativos de las clases nobles mayas es el uso de collares. Éstos podían estar hechos de distintos materiales, como el jade o la concha. Los ejemplos encontrados poseen distintas formas, aunque son más comunes las cuentas en forma de esfera o las tubulares. Cabe resaltar que este tipo de joya es la más frecuente dentro de los ajuares funerarios (la imagen inserta muestra un ajuar completo de jade) y tienden a complementarse con pulseras y orejeras del mismo material.

Pectorales: Considerados un atributo de gran valor, los pectorales eran indispensables en las vestimentas nobles. Los materiales y diseños son variados. Los mayas gustaban de adornarse con concha nácar y concha roja, por ello se ven muchos pectorales hechos de este material. Algunos son camisas enteras de mosaico, otros simplemente una concha entera con perforaciones para integrarla a otros ornamentos. El jade también se utilizó en estas prendas, aunque en menor grado.

Tocados: Las plumas exóticas siempre fueron un objeto de gran valor en Mesoamérica. Tal era su demanda que los nobles del centro de México (donde estas aves no existen) compraban las plumas de colores a las tierras mayas. El destino principal de las mismas era convertirse en hermosos tocados que adornaban las cabezas reales. Este aspecto contiene aún muchos enigmas. Las representaciones artísticas de estos elementos muestran elaborados diseños que combinaban plumajes con formas complejas de dioses y animales. Sin embargo, la duda sobre su veracidad siempre ha rondado a los arqueólogos. Esto debido a que la única forma de elaborarlos sería mediante un pesado armazón de barro, madera, plumas y pieles. Aunque una teoría reciente podría dar una luz a este tema: en Aguateca, un sitio Clásico de Petén, las excavaciones revelaron un grupo de pequeños fragmentos cerámicos ultralivianos que parecían pertenecer a un tocado. Al analizarlos se descubrió que poseían una estructura porosa debido a capas internas de tela. Claro, al momento de la cocción la tela se quemó y derivó en una estructura ligera y manejable. A pesar de esto, mientras no se encuentre un tocado intacto (algo difícil debido a las condiciones ambientales) el misterio continúa.  Aparte, en Europa se conserva un tocado que se supone perteneció a Moctezuma (rey Azteca conquistado por los españoles). Los tocados son, por así decirlo, el equivalente mesoamericano de las coronas reales europeas.

Hemos visto, pues, cómo a través de la joyería se manifiestan las artes aplicadas en la antigua región maya. Esto da muestra del increíble  avance técnico que esta cultura poseía. En ediciones posteriores aprenderemos sobre los excéntricos, figuras de obsidiana o pedernal que guardan un misterio que intriga a más de uno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s