Receñas – Luces de bohemia/ Ramón del Valle-Inclán

Luces de Bohemia / Esperpento

Ramón del Valle-Inclán

Edición: Alonso Zamora Vicente

Guía de Lectura y Glosario: Joaquín del Valle-Inclán

Austral Teatro

Espasa, Madrid 2007

 

21-resenas-luces

 

Rebelde y talentoso.  Ciego y miserable. Max Estrella, Mala Estrella, el primer poeta de España, avanza por Madrid como Jesucristo camino del Gólgota, para consagrarse como “el verdadero inmortal” horas antes de morir.  Luces de Bohemia, el primer esperpento de Valle-Inclán, traza los catorce estadios del grotesco vía crucis de un poeta por entre los más turbios y lúgubres submundos de una ciudad contemplada desde una serie de espejos cóncavos, como los del callejón del Gato, que dan como resultado una deformidad que tiene tanto de monstruosa como tiene de irrisoria.  A la muerte de Estrella no le sigue, sin embargo, la reveladora esperanza de la resurrección cristiana, sino el trágico suicidio de su hija y su mujer.

Antes de abandonar su oscuro guardillón, invadido apenas por la luz de una triste claraboya, el “hiperbólico andaluz,” héroe esperpéntico, nos anuncia premonitoriamente su muerte.  Max Estrella, el flâneur anti-poeta del modernismo, se echa a la calle y camina sin rumbo mientras, paradójicamente, contempla todo lo que lo rodea tal y como él mismo lo representa: la tragedia que constituye en buena parte la vida española a principios del siglo XX como una deformación grotesca de la realidad.  A medida que el itinerario de Estrella transcurre por Madrid, las dimensiones trágicas de lo real se agudizan al punto que de la realidad no queda sino una total distorsión, cuya apoteosis se avecina cuando Max Estrella, con la boca torcida, le dice al viejo lazarillo que lo acompaña: “Latino, deformemos la expresión en el mismo espejo que nos deforma las caras y toda la vida miserable de España”.

Por una parte, entonces, las implicaciones sociales que se hallan dentro de la obra evidentemente perciben la condición tragicómica –por la estridente y satírica exageración de los elementos que la componen – de una comarca situada en el ambiguo confín sociopolítico que divide al presuroso encaminamiento del resto de Europa occidental hacia la modernidad  del anquilosamiento social del continente africano, presumiblemente bárbaro.  Por la otra, de esta forma de ver la realidad surge la concepción de una novedosa estrategia estética.  Luces de Bohemia da cuenta de ello a través de las ingeniosas acotaciones que introducen a los animalizados personajes y describen los tenebrosos escenarios por donde éstos se pasean.

Además, la serie de contrastes, pero sobre todo la entremezcla que se produce entre la luz y la sombra, entre lo real y lo imposible, entre el sueño y la razón, entre lo humano y lo animal, intensifican la caracterización valleinclaniana de este drama no sólo como el grito desesperado de una inteligencia atormentada por el estado ignominioso de España, sino también como una profunda nostalgia por la bohemia de Madrid, en donde a esas alturas ya el talento era castigado y el sueño era inaccesible y por demás incomprendido.  Bástele al lector imaginar a un viejo librero llamado Zaratustra haciendo tertulia con un gato, un loro y un perro, o a Max Estrella suspirando por París y alzando su copa para brindar con Rubén Darío en un café.  O, tal vez, a Max Estrella muriendo borracho una madrugada en la puerta de su casa, mientras su lazarillo, Don Latino, lo abandona robándole al poeta su boleto ganador de la lotería, que habría de salir premiado por la mañana.  Bástele imaginar la peor tragedia riéndose con amargura de sí misma para acercarse a esta lectura y recorrer Madrid de la mano de un ciego que todo lo ve.

Vladimir Ventura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s