Reportaje – Morales Santos: obra completa de literatura infantil

Francisco Morales Santos: Obra completa de literatura infantil

Por Frieda Liliana Morales Barco

 

22-reportaje-msantos

Una constante…
Si editar un libro por el propio esfuerzo en nuestro medio es tarea dura (…) y es que en nuestro público existe una especie de natural indiferencia por lo propio (…) así, los autores nos hemos visto justamente descorazonados, al sentirnos faltos de todo estímulo, las ediciones se apolillan en las libreras y, finalmente, se regalan… (Fragmentos del prólogo al libro “Dos comedias” de Daniel Armas, Guatemala, 1951)

El leer se transformó en instrumento de la ilustración y señal de civilidad. (Zilberman, Regina, Magalhães, Lígia. Literatura Infantil: autoritarismo e emancipação. São Paulo: Ática, 1981, p. 21).

El valor de un libro sigue siendo su capacidad de conmover. (Hanán Díaz, Fanuel. Leer y mirar el libro álbum. Bogotá: Norma, 2007. p. 91)

 

Según mi experiencia de investigadora de la literatura infanto-juvenil guatemalteca, siempre me he deparado con dos cuestionamientos: “En Guatemala no se escribe literatura infanto-juvenil” y/o “No hay libros para niños”. Dos falacias que rondan en el ámbito y que han dado cuerda a mi curiosidad por comprobarlas. De la primera diré, que sí se ha escrito literatura infanto-juvenil en el país desde 1874, incluso ha habido el intento por hacer publicaciones duraderas en diarios y revistas. Aproximadamente han sido más de 500 títulos hasta la fecha, donde algunos de los libros han tenido tirajes de hasta 10,000 ejemplares y dos ediciones. Respuesta que es obvia para la segunda falacia.

Lo que no ha habido es un buen aparato de divulgación y difusión de esta literatura, a pesar de los intentos por teorizar y problematizar acerca del género en cuestión. Y, como he repetido una infinidad de veces: “Es obvio que un resultado positivo de estas campañas arrastraría consigo un gran número de lectores potenciales, aparecerían más escritores de literatura infantil y, consecuentemente, habría un aumento de la producción editorial para cubrir la demanda de ese público lector emergente que ha sido dotado de las herramientas básicas para realizar la tarea (leer y escribir). Otras medidas se traducirían en la (re)implementación y reingeniería de bibliotecas públicas y escolares, otros espacios alternativos para las prácticas y fomento de la lectura, estímulo para la producción y divulgación literaria de autores nacionales, así como el incentivo para las editoriales”.*

Sin embargo, mientras estas palabras no salgan de la nebulosa de las ideas, simplemente, las seguiremos repitiendo en el mismo discurso como meros loros. Las obras escritas para el público infantil guatemalteco tienen que tener igual tratamiento literario que las que no lo son. Aplicárseles los mismos métodos de análisis tanto en la vía del texto como la del lector, contextualizarlos y demás. Ya que, si logramos hacer esto, ayudará a la formación de un aparato de crítica de libros destinados a la infancia, y entiéndase infancia del período que abarca de los 0 a los 18 años de edad. De esa manera podremos comprender el género de que se trata.

De ahí que ahora nos ocupe la obra completa escrita para un público infantil por el Maestro Francisco Morales Santos. En ese sentido, diremos que sus primeros escritos para la infancia salen a luz a partir de 1980 cuando colabora en la publicación de un libro híbrido: recetario/poemario, titulado “Mis 24 pasteles”, hecho como un tributo de aniversario para la Revista Infantil Chiquirín, y editado por Piedra Santa. En él se combinaban recetas fáciles que los niños puedan realizar acompañados en el diseño de la página con poemas escritos por él, así como de Laura M. de Balsells, J. Alfredo Zarazúa, Álvaro Menén Desleal, S. Marshak, Claudia Lars, Jorge Luis Borges y Antonio Paláu. La importancia que este libro reviste es que siete poemas plasmados aquí serían, más tarde, la punta de lanza para su poemario “Ajonjolí”** (1997), veamos:

Mis primeros 24  pasteles (1980)        Ajonjolí (1997)  
Rosa, la mariposa    p.12                  La mariposa y la rosa    p 48
Gigante el elefante   p.24                  Lección de higiene        p 32
Pollito pito               p.29                  La hora del baño          pp. 44-45
La casita deliciosa    p.30                  Ilusión                        p. 43
El cisne flor de loto   p.47                  Arrullos                        p. 22
Corazón ton ton       p.49                  Obsequio                     p.7
Chiquirín                 p.56                  El canto del chiquirín      p.34

Dos poemas concretos:
Rosa, la mariposa       

¿Se ha desprendido una rosa
de su tallo esta mañana?
no niña, no, quien se afana
es la sutil mariposa.

La mariposa y la rosa   

–¿Se ha desprendido una rosa
de su tallo?
–Pregunta Ana.
–No, le responde su hermana.
Sólo es una mariposa
que, invitada por el viento,
vuela eligiendo colores.
Ya verás cómo a tus flores
Llega con mucho contento.
Corazón ton ton 

Nido, fruto
girasol,
fuego, pájaro,
panal
mi corazón es todo eso:
¿Qué se te ofrece de él?

Obsequio 

Mi corazón es un fruto.
Un nido es mi corazón.
Pájaro es.
Y girasol.
También es fuego
y panal
¿Qué se te ofrece de él?

Lo anterior, nos muestra el trabajo del escritor, que se ha tomado su tiempo para madurar las palabras y volcarlas nuevamente al papel con nuevos brillos, dándoles otros significados. También, se traduce como un proceso de madurez del escritor mismo. En los poemas de 1980 vemos que la intención no es del todo poética, sino más bien acompañar, como ya mencioné, las recetas y los ejercicios de origami que se proponen en el libro; ya en los de 1997 hay un mejor trabajo con la rima, el ritmo, su lectura desprende otros significados, es más lúdico el discurso, propiciando con el uso que aquí hace del lenguaje un alargamiento del dominio lingüístico para el lector. Además, puede proporcionar ideas para un trabajo más profundo de su obra.

22-reportaje-pop

Luego, entre años, 1980-1997, Morales Santos publica: “Tío Coyote y Tío Conejo”, “La queja del sanate”, “Poemas escogidos para niños” y “Popol Vuh para niños”. Los dos primeros forman parte de la Colección Colorín Colorado de la Editorial Piedra Santa publicada en 1984 y editada por Ofelia Columba Deleon del Centro de Estudios Folclóricos de la Universidad de San Carlos –CEFOL y en la que, además, colaboran los escritores Luis Alfredo Arango, Héctor Felipe Cruz Corzo, Marcela Valdeavellano y los artistas plásticos Roberto González Goyri, Roberto Piedra Santa, Manuel Corleto, entre otros. El tercer libro corresponde a una antología de poesía infantil en la que recoge poemas tanto de autores nacionales como iberoamericanos distribuidos por orden de dificultad para que llenen los requisitos del curso de idioma español de primero a sexto grado de primaria. El último, es un proyecto de la Editorial Piedra Santa en cuya adaptación participa parcialmente Morales Santos. Es un libro que parte de las historias del libro sagrado de los Mayas, el Popol Vuh y al que se agrega una ficha de trabajo y datos históricos adicionales.

Sin embargo, de este período, el libro de su autoría que nació con mejor estrella fue “Ajonjolí”, que se ha esparcido cual semilla y ha ganado premios por la ilustración a nivel centroamericano. Además, se perfila, en el contexto nacional, como uno de los pocos libros de poesía infantil de calidad y el primero que nace sin aval oficial, es decir, dictamen técnico del Ministerio de Educación, que lo autoriza para su uso y lectura de y con los niños.

A este le han seguido “Luis Cardoza y Aragón para jóvenes”, “Tejido de sueños”, “Árbol de pájaros”, “Cuentos de la tradición oral guatemalteca” y “Estampas del Popol Vuh”, publicados a partir del año 2000 a la fecha.

“Luis Cardoza y Aragón para jóvenes” fue un libro organizado él para conmemorar el Centenario de su nacimiento y como una forma de que las nuevas generaciones aprecien su calidad de poeta y sobre su apreciación critica del arte y la literatura de su tiempo.

“Tejido de sueños”, un segundo libro de poesía de Morales Santos, comprende un conjunto de versos marcados por un proceso de vida esperanzador. Cíclico. Pues, abre con el poema “Retoño”, palabra que invita a ser anuncio y cierra con una certeza de continuación en los últimos tres poemas: “Arco iris”, “La alegría de quererte” y “Como un árbol”. Son sentimientos que, para el pequeño lector, se traducen en vitales porque le dan seguridad y le afianzan el sentido de la vida. Son veintiún poemas que forman una telaraña colorida de sonidos, emociones, sentimientos, ternura, pero sobretodo, es un texto donde cada verso es un rayo de luz que crea un bello arco iris, que corona al niño-gira-sol que camina lentamente, día con día, de levante a poniente trazando su propia historia.

Son versos que celebran la vida con palabras de esperanza. Celebrarla así, es revitalizar el sentido de la vida en los niños en un mundo tan lleno de desconsuelos como el que experimentan actualmente.

Celebrar la vida con palabras a través de los sueños que se hacen realidad hoy y que el poeta nos los entrega con la delicadeza con que se entrega a un niño recién nacido a su madre es ayudar a la construcción de un mundo mejor. ***

“Árbol de pájaros” es una colección de cuentos breves, de corte intimista por lo que tienen de memoria, de recuerdo del narrador. En él se trasparece la ternura, la gentileza, afectos sutiles que provocan los niños.

“Cuentos de la tradición oral guatemalteca” y “Estampas del Popol Vuh” son dos libros de narrativa que refieren a la herencia de nuestra tradición oral y popular, pero, especialmente, aquella que nos viene del libro sagrado de los Mayas, el Popol Vuh. El primer libro, bellamente ilustrado por Augusto Quiroa, cuenta historias de personajes astutos como Pedro Rimares, el de la historia de los Compadres y las bolsas de oro; también, relatos de aparecidos que tanto encantan a los niños. En el segundo, por ejemplo, “Estampas del Popol Vuh”, de una manera muy sencilla, relata las historias que dieron origen al mundo según los maya-k´iche´s, las recrea y les da un tono poético.

En fin, Francisco Morales Santos a través de su obra completa brinda a su público infanto-juvenil un surtido literario amplio. No se le escapa nada. En cada libro brinda al lector “su corazón” y en cada uno de ellos siempre está latente la pregunta: “¿Qué se te ofrece de él?”. Las respuestas de pedido son infinitas… y quedan guardadas como pequeños secretos entre autor y lector.

 

Bibliografía de literatura infanto-juvenil del autor:

Mis 24 pasteles. Guatemala: Piedra Santa, 1980.

Tío Conejo y Tío Coyote. Guatemala: Piedra Santa, 1984.

La queja del sanate. Guatemala: Piedra Santa, 1984.

Poemas escogidos para niños. Guatemala: Piedra Santa, 1987.

Popol Vuh para niños. Guatemala: Piedra Santa, 1995. (Versión para niños)

Ajonjolí. Guatemala: Norma, 1997.

Luis Cardoza y Aragón para jóvenes (Compilador). Guatemala: Cultura, 2001.

Árbol de pájaros. Guatemala: Comunidad de Escritores de Guatemala/Helvetas Guatemala/Nojib´sa. Edición bilingüe Castellano/Mam, 2004. (1ª ED., versión en castellano. Guatemala: Norma, 2006)

Tejido de sueños. Guatemala: Magna Terra, 2006.

Estampas del Popol Vuh. Guatemala: Norma, 2006.

Cuentos de la tradición oral guatemalteca. Guatemala: Norma, 2006.

Notas:

*MORALES BARCO, Frieda Liliana. Balzacs para niños, literatura infanto-juvenil de Guatemala en foco. (Inédito)
** MORALES SANTOS, Francisco, PIEDRA SANTA, Ruth. Mis 24 pasteles. Guatemala: Piedra Santa, 1980.
***_____. Ajonjolí. Costa Rica: Norma, 1997.
**** Morales Barco, Frieda Liliana. Pontificando versos. Diario La Hora, 23 de junio de 2006.

Enlace:

Visiten el blog de Frieda Morales Barco: Canon Jr. Chapín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s