Reseñas – El segundo sexo/ Simone de Beauvoir

El segundo sexo

Simone de Beauvoir

Cátedra

14-resenas-simone

Este extenso ensayo, creado por una mujer que creció bajo la formación de una familia conservadora y católica,

rompió los esquemas de su propia educación y sacudió al mundo: El segundo sexo.

Cuando salió a la luz, la Iglesia católica prohibió su venta y lectura porque tocaba temas de la sexualidad femenina de una manera abierta y, tal vez, adelantada a su época.

Sus páginas describen a la mujer en diferentes situaciones de la vida: como enamorada, novia, esposa, narcisista. Y explican que no se nace mujer, sino la condición femenina es creada y formada poco a poco.

Según su autora, Simone de Beauvoir, la mujer es un producto cultural que se ha construido socialmente, ofreciéndole a ésta una gran información para que reconquiste su propia identidad desde sus criterios.

Considerado de una manera errónea como una biblia del feminismo, El Segundo sexo plantea, sin tapujos, la personalidad femenina desde diferentes puntos de vista, psicológicos, antropológicos, hasta filosóficos, y examina a profundidad la existencia de un género complejo, cambiante, que vive a la sombra de lo masculino.

Beauvoir, vivió su condición femenina de una manera diferente. Como pareja del escritor y filósofo francés Jean Paul Sartre aceptó otras parejas de parte de él, y compartió con otras personas argumentando que el amor no tiene relación con la fidelidad. Sin embargo, Sartre fue su maestro y compañero. De hecho, Beauvoir decidió desaparecer de la luz pública tras la publicación del libro La ceremonia del adiós, escrito tras la muerte de su compañero.

El segundo sexo es, a mi parecer, un libro fascinante en el que toda mujer puede identificarse.

Beauvoir se aleja de todo sentimentalismo y mantiene una postura objetiva. No les dice a las mujeres que actúen en contra de los hombres, simplemente expone lo que somos y por qué actuamos de la forma en que lo hacemos.

Termino esta reseña citando a Beauvoir en una párrafo que encierra, de alguna manera, una idea de la manera en que somos vistas las mujeres: lo otro.

La mujer no es nada más que lo que el hombre decide que sea; así, se le llama “el sexo” queriendo decir con ello que aparece esencialmente ante el hombre como un ser sexuado: para él, ella es sexo, y lo es de un modo absoluto. Se determina y se diferencia en relación al hombre y no en relación a lo que ella misma es; ella es lo inesencial frente a lo esencial. Él es el sujeto, el absoluto: ella es “lo otro”.

Carla Natareno

Enlaces:

Más información sobre la vida de la escritora Simone de Beauvoir 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s