Reseñas – La destrucción o el amor/ Vicente Aleixandre

La destrucción o el amor

Vicente Aleixandre

 

18-resenas-aleixandre

 

Para comprender la poesía de Aleixandre es importante ubicarlo dentro del contexto vanguardias de la época. La poesía de vanguardia sigue los principios de la “poesía pura”, que se desligaba de las experiencias humanas objetivas o sensoriales y tendía hacia la realidad interior y supra-sensorial. Entonces, el poeta no traslada realidades exteriores, no expresa una visión del mundo con objetividad ni rigurosidad conceptual; sino que, más bien, pinta un paisaje interior. Esto responde también a la intención de crear nuevas perspectivas, nuevas imágenes y nuevas formas de ver la vida. Las vanguardias se oponen al arete mimético (al menos la reproducción de exteriores), rechazan las excesivas descripciones y lo anecdótico y se interesan por la reproducción de una intuición estética.

La vanguardia puede entenderse desde los principios vitalistas que influenciaron el pensamiento de inicios de siglo. Uno de sus principales pensadores fue Bergson, quien explicaba la realidad como “duración”, es decir, como movimiento. La realidad está constantemente en cambio, pero esta dinámica no puede comprenderse por la razón, porque la razón utiliza conceptos que fijan el movimiento. Bergson apuntaba que la intuición era la única forma en la que el hombre podía captar ese movimiento. La intuición es una percepción inmediata (sin mediación de procesos racionales o lógicos) que el espíritu capta. Según los vanguardistas, las impresiones que tenía el poeta eran únicas, irracionales e íntimas y no podían transmitirse a través de conceptos racionales. Por ello, en los poemas vanguardistas predominan las imágenes.

La poesía de Aleixandre

 

Aleixandre es un surrealista por lo que su poesía revela los contenidos de su inconsciente, por ejemplo, se percibe la rebelión del poeta ante la represión sistemática de la sociedad, busca su escape en el inconsciente. Algunas de las características de su poesía son:

§    Realidad dual: consciencia versus inconsciencia. En su poesía se revela ese estado intermedio entre la vigilia y el sueño, puesto que al alejarse de los razonamientos conscientes se descubre el verdadero funcionamiento de la mente: Si repasamos suavemente la memoria / si desechando vanos ruidos o inclemencias o estrépito,/ notaremos que el vacío no es tal.

§    Se presenta el problema de la relación entre el espíritu y el mundo sensorial, por eso se manifiestan tantas imágenes de la naturaleza en función de la realidad interior: Siento el mundo rodar bajo mis pies / Todo es sorpresa / la creación riela.

§    En algunos de sus poemas también expresa estados emocionales y otras particularidades: tristeza, soledad, angustia, critica a la sociedad, entre otros: Soledad, soledad, / calvero del mundo / Duele el dolor. Te amo.

§    Algunos de los símbolos que más utiliza son:

Mar: Fuerza de la vida, elemento originario: Mar, oculta pared / agua surtida

Pájaros: ansias de libertad, lo desconocido: Pájaro como luna  / un pájaro solo

Agua: fluir del mundo, sueños: Agua rugiente / agua que cae como cascada joven

Luz: energía, plenitud: La claridad del pecho/el mundo destellando/pide el brillo de la luz

Animales: la mayoría representa instintos agresivos: tigres del tamaño del odio / leones de corazón hirsuto / el elefante cazador

Serpiente: movimiento cíclico, sensación de opresión: Cobra / pasa y repasa el mundo / cadena de cuerpos

Flores: vida, unión con la Tierra: Árboles de lo vivo / flor que cabecea en su cinto azulado

 

Temas:

§    Tú o la persona amada inalcanzable, que también se manifiesta en el amor como equivalente a sufrimiento y muerte. Este es el tema central del libro (por ello lleva ese título). Es una dualidad que representa el sufrimiento y el placer, pero sobre todo, la corta distancia que hay entre ellos. Para Aleixandre no se obtienen ninguno de los placeres de la vida y el amor, sin una cuota de sufrimiento o dolor; esta es la naturaleza humana. La obtención final de un alivio o de un reconocimiento de la vida humana es el significado último del sufrimiento. Esto no se aplica solamente al tema del amor, sino también la muerte. Para vivir una existencia más certera y verdadera hay que sufrir una muerte en lo terrenal y aparente. Este fue un tema importante del surrealismo, que fue influenciada por Freud. Él explicaba que el hombre se mueve entre dos principios: placer y displacer, esa dualidad es la que guía su existencia: Entonces, la dicha, la oscura dicha de morir,/ de comprender que el mundo es un grano que se deshará, / el que nació para un agua divina / para ese mar inmenso que yace sobre el polvo. También: Ven, ven muerte, amor, ven pronto / ven que quiero matar o amar o morir o darte todo / ven que ruedas como liviana piedra / confundida como una luna.

§    La vida sin propósito, posibilidades o proyectos irrealizables, la realidad está “enmascarada”, sólo es apariencia. Debido a que su poesía se encuentra dentro de la ideología existencialista, se interesa grandemente en la soledad del hombre “arrojado en el vacío” del mundo. El hombre ha perdido la certeza de la existencia y la influencia de las fuerzas morales o de autoridad, entonces, se ve sumido en la desesperación. En la poesía de Aleixandre se reconoce su reflexión sobre su lugar en el mundo y, especialmente en una vida después de la muerte: Se espera siempre / Luna, maravilla o ausencia / del otro lado donde el vacío es luna. También: La muerte es una contracción de una pupila vidriada, / es esa imposibilidad de agitar unos brazos / de alzar un grito hasta un cielo al que herir.

§    Reconocimiento de un todo del que el hombre participa. Insignificancia de lo humano. En la poesía de Aleixandre se reconoce la pequeñez del hombre ante el proyecto de la vida. De ello también se deduce el anhelo de la muerte, pues es lo único seguro a que puede aspirar el hombre: No. ¡Basta! / Basta siempre / Escapad, escapad; sólo quiero / sólo quiero una muerte cotidiana.  

§    Anhelo del amor, de “algo más allá” de la muerte, de una finalidad de la existencia. No todos los poemas de Aleixandre tienen esa línea pesimista, en algunos reconoce cierto entusiasmo por la vida y el amor. También exalta la posibilidad de la vida tras la muerte, un anhelo que da sentido a su existencia: Canto el cielo feliz, el azul que despunta / canto la dicha de amar dulces criaturas, / de amar a lo que nace bajo las piedras limpias,/ aguas, flor, hoja, sed, lámina, río o viento / amorosa presencia de un día que sé que existe.

Olga Custodio

Enlace:

Para conocer más acerca de este poeta español visiten su página oficial .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s