Reseñas – Muñeca mala/ Carmen Matute

Muñeca mala

Carmen Matute

Alfaguara, 2008

12-resenas-matute.jpg

Mujeres. En el principio vivir fue transgredir, cambiarse de nombre, travestirse, quitarse el título de musa y ponerse a inventar, a retratar mundos inmediatos: interiores y exteriores. A fin de cuentas, escribir parecía una acción pasiva, nada peligrosa: era como hablar a solas, escucharse, plasmar para sí mismas el dictado personal. Así se empezó a llenar cuartillas, a abrir espacios que se consolidarían en la historia, a desnudar ante el mundo la imagen de una mujer despojada de los mitos de castidad, sumisión y fragilidad. Aphra Benn, Fernán Caballero, George Elliot, George Sand, y por este lado, Pepita García Granados fueron algunas de las mujeres que, en un principio, se convirtieron en heroínas caídas. Crearon mujeres que fueron a su vez todas las mujeres, y se ganaron, al mismo tiempo, el desprecio social y la trascendencia. Su insolencia fue señalada, pero se hicieron universales.

Quien escribe tiene la capacidad de multiplicarse de una manera no tradicional, y esto lo sabe  muy bien Carmen Matute, quien, en Muñeca mala, parece desdoblarse, explorar a la mujer y sus vidas posibles, crear, en fin, como una pequeña diosa, una especie de universo en el que habitan muchas de ellas, universo que se rige por la cita de Hölderlin que aparece en el principio del libro:

“Y por eso se le ha dado albedrío (al ser humano) para ordenar y realizar lo semejante a los dioses y se le ha dado al hombre el más peligroso de los bienes, el lenguaje, para que con él cree y destruya, se hunda y regrese…”

Crear y destruir, hundirse y regresar se traducen, literariamente, en ficción y exploración interior, en narrativa y poesía. Dos elementos que se entrelazan en Muñeca mala.

El libro de Carmen Matute es un conjunto de 16 poemas. Estos anteceden a 14 cuentos breves, nos hablan de ellos con una voz más profunda, sintetizan una emoción, o se presentan como el motor que les dará movimiento.

Distribuidos de acuerdo con la experiencia vital, los cuentos parten de los recuerdos e imágenes de la niñez, hacia la adolescencia, la vejez y la exploración de los vericuetos del suicidio y de la percepción de la muerte.

Iris, Berta, Arcadia, la Pachuca, Elena, Sofía, Marcela y madres sin nombre, entre otras mujeres que viven en carne propia el asco, la violencia, la represión, el dolor, la ausencia, el odio y el desprecio.

Ellas señalan a muñecas malas y son, a su vez, señaladas como muñecas malas que bucean en el lado más oscuro de su condición humana. Su mundo, sus acciones y reacciones son interiores. Observan y luego regresan mentalmente a lo observado.

Sus historias llegan hacia el lector a través de una prosa sencilla que perfila, en primera y tercera persona, los testimonios de las protagonistas y sus entornos: cuartos cerrados, lugares de espera, ambientes represivos a los que parecen estar condenadas a volver durante esos extraños encuentros propiciados por la memoria y la soledad.

Mujeres-juguete, mujeres-objeto: muñecas: sin piel de porcelana, satín o sonrisas pintadas: muñecas malas: que, lejos de ser princesas, son proserpinas, reinas de su infierno personal.

Carmen Matute, poeta, por excelencia, con alrededor de diez publicaciones, se lanza, con Muñeca Mala, a su primera experiencia narrativa, individual. El género ya había sido compartido con Quetzaltenango, algunos años atrás, cuando cuatro de los cuentos que se incluyen en este libro fueron ganadores de los Juegos Florales Hispanoamericanos.

Fiel a la poesía y a sus temas, hoy, vuelve con este experimento híbrido que confirma la capacidad que tiene el escritor de jugar con la realidad, con el lenguaje, con los límites que, tanto en la vida como en la literatura, fueron hechos para probar nuestra capacidad de traspasarlos.

Vania Vargas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s