Reseñas – Poemas Grises / Isabel de los Ángeles Ruano

Poemas Grises

Isabel de los Ángeles Ruano

Editorial Cultura

2010

28-resenas-grises

Por Carmen Lucía Alvarado

El poeta vive sumido en un estado de búsqueda, su camino está condicionado por el interminable intento de abrir puertas, rastrear detonadores, hallar otras formas. Lo atraviesa una necesidad que lo condiciona a existir para renombrar al mundo, para concebir la realidad como algo que lo remita a la otra realidad que puede deformar a partir de la mirada. El poeta busca estados en los que este entorno tenga las condiciones precisas para germinar de nuevo y encontrar las vías que otorgan la mente y la sensibilidad. Esa búsqueda lo hace partir, ser un eterno viajero que toma la vida tangible como el hogar que lo formó pero al que solo vuelve para partir de nuevo y recrearlo en la distancia, infectado de palabras.

Isabel de los Ángeles Ruano es esta eterna pasajera de la nada, ella ha dejado a su cuerpo como un puerto que visita cada vez con menos frecuencia, pues su búsqueda ha encontrado quizá ese ansiado estado de gracia en el que la verdad se asoma distinta a cada paso y la conciencia hace mitosis para responder a distintas verdades que ella ha creado. Ha encontrado otras formas de existir y la Isabel que nosotros logramos ver caminando por las calles es solo una, quizá la menos significativa.

Pero existen evidencias de sus otras vidas, cartas de las otras isabeles que habitan este cuerpo que transita. Poemas grises es una de esas cartas, una que nos cuenta cómo ha sido su partida, como ha sido ese traslado en el que las calles, los lugares, no son una ausencia, son más bien una esencia. Isabel nos cuenta qué hace al llegar a esa tierra prometida, cómo ha encontrado en las palabras las claves que asesinan al mundo y luego lo vuelven a armar y se convierten en los escaparates de la poesía. Las palabras también son el mapa y el traslado, las ha dejado en el camino como migajas de pan para que la podamos acompañar a ese estado de gracia que está protegido por redes de poemas grises.

Un libro escrito a finales de la década de los ochenta, entregado por Isabel de los Ángeles Ruano a Francisco Morales Santos como quién deja una herencia en el momento previo a su muerte, pero no una muerte física sino una muerte de la razón como la conocemos. Editorial Cultura guardó entre sus libreras este poemario inédito y lo publicó en un momento en que, nosotros lectores, podemos abrirlo y sentir que descubrimos una cápsula de tiempo en la que se escucha la voz precisa de Isabel, la narración de sus viajes, sus posibles llegadas y mensajes difuminados, enviados desde su forma poética de habitar el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s